Sé el mejor «tú» que puedas ser

Por Jim Mathis

La semana pasada, en la reunión mensual de un grupo local de escritores, una asociada dijo que cuando era una niña en edad preescolar, su madre se inscribió en un club de libros infantiles. Cada mes, esos libros la llevaron a tener un gran amor por la lectura, una pasión por los libros y, finalmente, una carrera como escritora. Ella cree que realmente hay vida ANTES de la muerte, al vivir de tal manera que Dios de un «Me Gusta» al final de nuestra existencia.

Como autodeclarada forjadora de palabras, dijo que le encantan los atractivos y hábilmente redactados libros por el autor de obras infantiles, Dr. Theodor Seuss Geisel, quien es uno de ellos escribió: «¡Hoy tú eres tú! ¡Eso es más cierto que verdad! ¡No hay nadie vivo que pueda ser como tú, a no ser tú!». Eso me recuerda a una de mis canciones favoritas de Bob Dylan. Al declarar su independencia de la escena musical popular llamada «Maggie’s Farm (La granja de Maggie)», en la que cantó: «Hago lo que puedo para ser como soy, pero todos quieren que yo sea como ellos».

¿Será que si puedes tener éxito en ser el mejor TÚ que haya, los demás quieran que seas una persona como ellos? Hace poco escuché a alguien decir que los dos días más importantes de nuestras vidas son el día en que nacimos, y el día en que descubrimos el para qué. Lamentablemente, la mayoría de nosotros pasamos tanto tiempo tratando de ser lo que todos los demás quieren que seamos que rara vez nos damos cuenta de quiénes somos, o por qué somos así.

La Biblia habla de nuestra singularidad, y de la manera en que Dios nos ha diseñado a cada uno de nosotros: «Tú creaste las delicadas partes internas de mi cuerpo y me entretejiste en el vientre de mi madre. ¡Gracias por hacerme tan maravillosamente complejo! Tu fino trabajo es maravilloso, lo sé muy bien. Tú me observabas mientras iba cobrando forma en secreto, mientras se entretejían mis partes en la oscuridad de la matriz. Me viste antes de que naciera. Cada día de mi vida estaba registrado en tu libro. Cada momento fue diseñado antes de que un solo día pasara» [Salmo 139:13-16 NTV].

Esto sugiere que Dios tiene un plan especial para cada uno individualmente, no sólo en nuestra composición física, sino también con nuestros talentos, intereses, habilidades y dones espirituales que Él provee para cada uno de Sus hijos. No obstante, vivimos en un entorno, tanto en el trabajo como en nuestros hogares y comunidades, donde las personas tratan de obligarnos a cumplir con las expectativas que tienen de nosotros, las Escrituras nos advierten: «Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto» [Romanos 12:2 TLA].

Dios quiere que nos convirtamos en lo que Él pensó que fuéramos, no en lo que las personas o las circunstancias que nos rodean podrían tratar de influir para que seamos. Escribiendo a su joven protegido, el apóstol Pablo lo alentó: «Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad» [2 Timoteo 2:15 NVI]. Si bien la mayoría de nosotros no somos llamados a una vocación ministerial, se nos instruye a conocer la Palabra de Dios y aplicarla en cada área de nuestras vidas.

Nos pusieron aquí para hacer una diferencia en nuestro mundo; es difícil hacer una diferencia cuando todos somos iguales, o vamos de acuerdo con lo que otros dicen que deberíamos ser o lo que deberíamos estar haciendo. Por esta razón, sugeriría que sea la persona que Dios ha querido que sea desde el momento en que nació. Puede que no sea algo que el mundo considere grandioso. Pudiera ser que no reciba reconocimiento o alabanza. Pocas personas lo hacen. Pero todos tenemos un propósito dado por Dios, ya sea grande o pequeño; el impacto que podemos tener no debe ser subestimado. Por lo menos, su propósito es ser el mejor «usted» que pueda ser.

Jim Mathis es dueño de un estudio de fotografía en Overland Park, Kansas, especializado en fotografía ejecutiva, comercial y teatral, y recientemente abrió una escuela de fotografía.

CBMC INTERNACIONAL: Jim Firnstahl, presidente
2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ U.S.A.

TEL .: 520-334-1114 ▪ E-MAIL: mmanna@cbmcint.org

Sitio Web: www.cbmcint.org Por favor, dirija cualquier petición en ingles o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.