EL CAMPO MISIONERO ESTÁ MÁS CERCA DE LO QUE PIENSA

Por Robert J. Tamasy

​¿Alguna vez ha estado en el campo misionero? Déjeme advertirle: esa es una pregunta un poco engañosa. Para la mayoría de nosotros, cuando escuchamos «campo misionero», pensamos en viajar a una tierra distante donde se habla un idioma desconocido en una cultura dramáticamente diferente a la nuestra. En el sentido tradicional, eso es verdad. Pero, ¿alguna vez ha considerado que el campo de misión podría estar en la calle, o simplemente saliendo de su espacio de trabajo?

Durante más de 25 años, mi amigo Ken ha dirigido un ministerio para dueños de negocios y directores ejecutivos, ofreciéndoles un lugar para reunirse y compartir desafíos, necesidades y problemas comunes. Cada vez que un nuevo miembro se une a uno de los grupos, Ken les da un letrero, sugiriéndoles que lo coloquen en la parte superior de la puerta de su oficina, en el interior, y que sirva como un recordatorio cada día. El letrero dice: «Ahora usted está ingresando al campo misionero».

Esto es correcto, porque cuando Jesús dio el mandamiento que usualmente llamamos la Gran Comisión: «Vayan y hagan discípulos a todas las naciones» (ver Mateo 28:19), no dijo que no debiéramos excluir el país, la ciudad o la comunidad en la que vivimos. En un sentido práctico, si no podemos tener un impacto eterno donde estamos en la actualidad, ¿cómo podemos tener un impacto donde no lo estamos?

Durante la mayoría de mis 10 años como editor de un periódico, no fui seguidor de Jesús, e incluso después de comprometer mi vida con Él, no sabía cómo hablar efectivamente con otros sobre mi fe y ayudar a otros creyentes a comenzar a crecer espiritualmente. Fue sólo después de involucrarme con el CBMC, y que comencé a interactuar con seguidores de Cristo dedicados y maduros, que me di cuenta de que contarles a los demás acerca de Él no era un trabajo restringido al clero o a los misioneros profesionales.

Aquí hay algunas enseñanzas de la Biblia para confirmar que hagamos lo que hagamos, donde sea que vayamos, ya estamos en el «campo misionero»:

Para algunos, somos el único «Jesús» que verán. En muchas partes del mundo, vivimos en culturas secularizadas y post-cristianas. Mucha gente, especialmente gente de negocios y profesionales, no considerará ingresar a una casa de adoración, incluso si tienen dudas espirituales. Podríamos ser lo que Dios quiere usar para proporcionarles las respuestas que buscan. Jesús les dijo a sus seguidores: «Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse» (Mateo 5:14 NTV). También dijo: «De la misma manera, dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben a su Padre celestial» (Mateo 5:16 NTV).

Podemos mostrar la realidad de Cristo por la forma en que nos comportamos en el trabajo. Un amigo me habló del pobre trabajo ético y los bajos estándares que observa en su industria. Sugerí que esto ofrece una oportunidad perfecta para separar a su compañía, y sus valores, de sus competidores. «Y todo lo que hagan o digan, háganlo como verdaderos seguidores del Señor Jesucristo, y denle gracias a Dios el Padre por lo que Cristo ha hecho por ustedes» (Colosenses 3:17 TLA). El apóstol Pablo también exhortó a los creyentes en la ciudad de Corinto: «Así que, si ustedes comen o beben, o hacen alguna otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios» (1 Corintios 10:31 RVC).

Por lo tanto, la próxima vez que piense en ir al campo misionero, ¡reconozca que ya está allí! Ni siquiera necesita empacar una maleta.

© 2018. Robert J. Tamasy es vicepresidente de comunicaciones para el Legado de los Líderes, Inc., una corporación de no lucrativa en Atlanta, Georgia, EE.UU. Bob ha escrito en su máxima expresión: La sabiduría intemporal de Proverbios para el lugar de trabajo de hoy; Los legados; y coautor con David A. Stoddard, El corazón de mentor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.