Acciones, consecuencias y perdón.

Por Luis Cerviño

Como empresarios y profesionales, ejecutivos y emprendedores, todos los días tratamos con empleados. Los contratamos, les damos descripciones de puestos y responsabilidades, y les compensamos por su tiempo y talento. ¿Pero, a cuántos de ellos realmente conocemos?

Tenemos currículums para informarnos sobre antecedentes educativos y laborales. Podemos consultar sus referencias personales. Y una vez que son contratados, podemos observar su comportamiento: cómo manejan sus asignaciones, cómo interactúan con compañeros de trabajo y clientes, y con qué diligencia realizan su trabajo.

Sin embargo, incluso entonces, no podemos estar seguros de que realmente los conocemos. Pueden parecer personas leales, pero solo en una crisis, bajo estrés o frente a fuertes tentaciones se manifiesta su verdadero carácter. ¿Qué hacemos cuando el empleado que parecía tan confiable traiciona nuestra confianza mintiendo, difundiendo rumores falsos, aprovechándose de otros, robando o incluso cometiendo fraude? Lamentablemente, esas irregularidades ocurren.

Por supuesto, existen reglas corporativas o de la compañía que todos deben cumplir. Y en el caso de actividad ilegal, poco ética o inmoral, se deben hacer cumplir las leyes pertinentes. Pero, existe una cuestión aún mayor de cómo debemos responder internamente, así como relacionalmente con el individuo sospechoso de cometer un delito.

Tal vez, nuestra reacción inicial sea conmoción, decepción y luego enojo. Nos sentimos traicionados, victimizados por los engaños de la persona. Si somos seguidores de Jesucristo, debemos hacer la pregunta proverbial: «¿Qué haría Jesús?». Porque al leer la historia de Su ministerio terrenal en los evangelios, sabemos que Jesús a menudo respondió a situaciones de manera contraria a las expectativas estándar. Cuando nos sentimos llenos de ira, debemos considerar la amonestación bíblica: «Además, «no pequen al dejar que el enojo los controle». No permitan que el sol se ponga mientras siguen enojados» [Efesios 4:26 NTV].

Cuando alguien ha violado claramente las reglas o leyes, es necesario tomar medidas disciplinarias o de castigo. Pero también es importante preguntarse si la redención es posible, si deberíamos tomar la iniciativa de extender el perdón. Vemos a Jesús enseñando sobre esto, cuando su seguidor Pedro, preguntó: «Señor, ¿cuántas veces debo perdonar a alguien que peca contra mí? ¿Siete veces?  “No siete veces”, respondió Jesús, sino setenta veces siete» [Mateo 18:21-22 NTV].

Podríamos responder: «Bueno, eso se aplica a las relaciones personales. Pero estamos hablando de negocios. Hay reglas, estándares y leyes que se deben respetar y hacer cumplir. ¡Si perdono a la persona ofensora, no habrá pasado nada y es posible que continúe perjudicando a otras personas o empresas!».

Eso es verdad. Las acciones incorrectas tienen consecuencias, ya sean profesionales, sociales, físicas o incluso espirituales. En la mayoría de los casos, el castigo debe ajustarse al delito. No podemos ni debemos proteger a los malhechores de las consecuencias de sus actos. Sin embargo, como cristianos que hemos recibido el perdón de otros y, lo que es más importante, de nuestro Padre celestial, estamos llamados a perdonar a los demás. Líneas antes del pasaje citado anteriormente, Jesús dijo: «Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndelo cuando él y tú estén solos. Si te hace caso, habrás ganado a tu hermano» [Mateo 18:15 RVC].

El que ha robado o destruido debe hacer una restitución y enfrentarse a las penas correspondientes, pero desde una perspectiva espiritual, sus errores aún pueden ser perdonados. Podemos guardar rencor o podemos perdonar. Yo elijo perdonar; es más saludable. Nos libera del estrés y la amargura, y podríamos ganarnos a nuestro hermano.

Luis Cerviño es cirujano maxilofacial en Torreón, Coahuila, México, donde reside con su esposa, Rocío, y sus dos hijos. Ha sido miembro de CBMC en México desde 1997, y ha estado traduciendo Monday Manna del inglés al español desde 1999. Sus traducciones llegan a lectores en español de toda América Latina.

CBMC INTERNATIONAL: Jim Firnstahl, presidente

2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ EE. UU.

TEL .: 520-334-1114 ▪ CORREO ELECTRÓNICO: mmanna@cbmcint.org

Sitio web: www.cbmcint.org Dirija cualquier solicitud o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Preguntas de reflexión / debate

1. ¿Alguna vez has tenido que despedir a alguien por robar en su negocio o por cometer alguna otra forma de irregularidad? Si es así, ¿cómo fue esa experiencia para ti?

2. ¿Qué hay de que le roben o dañen algunos de sus bienes personales? ¿Cómo reaccionaste inicialmente? Si supieras quién cometió el delito, ¿cómo te respondió a esa persona?

3. Dando la vuelta a las cosas, ¿ha habido alguna vez en que necesitaste pedir perdón? ¿Cuál fue la circunstancia y qué tipo de respuesta recibió? ¿Qué tipo de sentimientos experimentaste en ese momento?

4. Mucho se ha dicho en este Maná del Lunes sobre el perdón. ¿Cómo podemos conciliar ese paso, que es en gran parte un acto espiritual, con las consecuencias y las penas necesarias de las malas acciones de alguien? ¿Perdonar significa que también debemos intentar olvidar el mal que se hizo? ¿Por qué sí o por qué no?

NOTA: Si tienes una Biblia y te gustaría leer más, considera los siguientes pasajes:

Éxodo 22:1-15; Mateo 6:9-15, 18:15-35; Efesios 4:31-32; Colosenses 3:12-14

Las versiones bíblicas usadas en El Maná del Lunes están indicadas por sus siglas:

  • Reina Valera Revisión 1960 (RVR)
  • Nueva Traducción Viviente (NTV)
  • Nueva Versión Internacional (NVI)
  • Traducción en Lenguaje Actual (TLA)

 Maná del Lunes ® es una reflexión semanal de CBMC/CPEC (Comité de Profesionales y Empresarios Cristianos) – Conectando los «Negocios» del mercado y de Cristo, organismo internacional, sin fines de lucro y vínculos religiosos, fundado en 1930 con el propósito de compartir el Evangelio de Jesucristo con la comunidad profesional y empresarial. © 2021 – DERECHOS RESERVADOS. Traducción y solicitudes en español al E-mail: lcervino@yahoo.com distribución gratuita en su totalidad. Su reproducción se permite con los créditos adecuados. También disponible en alemán, Inglés, Italiano y Japonés, solicitarla a www.cbmcint.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.