Una ventaja real competitiva

Por Rick Boxx

En el mundo empresarial y profesional, siempre estamos buscando tener una ventaja competitiva. Ideas frescas, personal con elementos y habilidades excepcionales, un nicho único para productos, servicios y marketing. Siempre estamos explorando qué activos podemos utilizar para darnos una ventaja sobre la competencia. No hace mucho recordé una ventaja competitiva que la mayoría de las personas nunca considera.

Tom, un amigo en el negocio de la construcción, presentó una oferta para un proyecto de construcción muy grande que a su juicio era fundamental para que su empresa creciera. Él oró y oró un poco más, pidiéndole a Dios que les concediera los derechos del proyecto. Pensó que Dios comprendería lo importante que era este negocio, por lo que confió en que obtendría el contrato. Por lo tanto, sintió gran consternación al saber que uno de sus competidores había sido seleccionado en su lugar.

Al principio, Tom estaba muy decepcionado, hasta enojado con Dios. ¿Por qué sus oraciones no habían sido contestadas? ¿Por qué había sido ignorado? Entonces, un día, meses después, descubrió el «por qué». A través de un amigo de la industria, Tom fue informado de que el proyecto había resultado ser un desastre financiero para su competidor.

Lo que él percibió como una oración sin respuesta fue, de hecho, una respuesta muy contundente. Dios sabía, con mucha antelación, lo devastador que habría sido si se hubiera seleccionado la oferta de la compañía de Tom. El Señor lo había protegido de emprender un proyecto que probablemente habría llevado a la bancarrota al negocio. Como dice una antigua canción de música country, a veces los regalos más grandes de Dios son lo que percibimos como oraciones «sin respuesta».

Sospecho que muchas veces se ha sentido convencido de lo correcto de un determinado plan o decisión, solo para encontrar el resultado muy diferente al que esperaba. Eso ha sucedido en mi vida y en mi carrera más veces de las que podría recordar. Es por eso que la experiencia me ha enseñado a confiar en Dios y no en mi comprensión limitada de una situación particular.

El Salmo 24 nos enseña: «La tierra es del Señor y todo lo que hay en ella; el mundo y todos sus habitantes le pertenecen» [v. 1, NTV]. Para mí, esto habla de algo más que de la propiedad. También nos recuerda que Dios es soberano y dirige todas las cosas, incluidos nuestros intereses comerciales, de acuerdo con lo que Él sabe que es mejor. A veces, a pesar de nuestras oraciones y de lo que le pedimos que haga.

Viviendo en tiempos extremadamente volátiles e inciertos, parece más difícil que nunca evaluar lo que debemos o no debemos hacer para alcanzar nuestras metas y objetivos. Confiar en que Dios lo sabe todo y, en última instancia, está en control de todas las circunstancias puede darnos la paz para confiarle lo que suceda en nuestras vidas, y en nuestro trabajo, todos los días. Quizás uno de los mejores consejos de negocios que he encontrado proviene de Proverbios 3, que nos indica que «Confía en el Señor de todo corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus sendas» [v. 5,6, RVC].

A veces Dios responde a nuestras oraciones de la manera que pedimos. En otras ocasiones, como fue el caso de mi amigo Tom, sus respuestas son muy diferentes de lo que esperábamos. Pero invariablemente, como he aprendido durante muchos años en mi viaje espiritual, las respuestas del Señor son justo lo que necesitamos. Incluso cuando no tenemos idea de lo que podría ser.

Debemos recordar, como otro proverbio nos recuerda: «El hombre planea su futuro, pero Dios le marca el rumbo» [Proverbios 16:9 TLA]. ¡Eso es una ventaja competitiva increíble!

Copyright 2019, Unconventional Business Network (anteriormente Integrity Resource Center, Inc). Adaptado con permiso de «Integrity Moments with Rick Boxx», un comentario sobre cuestiones de integridad en el lugar de trabajo desde una perspectiva cristiana. Para obtener más información sobre su ministerio o suscribirse a los Integrity Moments diarios de Rick, visite www.unconventionalbusiness.org. Su último libro e inspiración para su nuevo nombre de ministerio, Unconventional Business, proporciona «Cinco claves para hacer crecer el negocio a la manera de Dios».CBMC INTERNACIONAL: Jim Firnstahl, presidente
2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ U.S.A.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.