Tomando un tiempo para dar un cambio a tiempo

Por Rick Boxx

Un día, mientras nos guiaba en su fábrica, Kevin, el director de la planta, compartió con nosotros su punto de vista sobre los relojes marcadores de asistencia, máquinas de fichaje o checadores, según se le llame en cada país, que son los sistemas que muchas compañías usan para conocer el tiempo que los trabajadores pasan en el trabajo, a veces los minutos exactos. Explicaba que en su planta esos relojes ya no se usan, y mencionó que, en su opinión: «esos aparatos o sistemas, pueden hacer que los gerentes sean perezosos».

En vez de hacer que los trabajadores marquen su tarjeta, introduzcan su huella digital o se les haga un reconocimiento facial al comenzar el día y al salir, la compañía de Kevin eligió cambiar el procedimiento para enfatizar que las personas importan más que el proceso. Sus gerentes se esfuerzan por ser conscientes de la puntualidad, horarios y motivan a su gente lo suficientemente bien como para que los relojes marcadores de asistencia no sean necesarios.

Ellos estuvieron dispuestos a cambiar su rutina establecida por el bien de un propósito mayor, que era mostrar un cuidado genuino para cada miembro de su equipo. Como el libro de los Proverbios nos dice: «Asegúrate de saber cómo están tus rebaños; cuida mucho de tus ovejas» [Proverbios 27:23 NVI]. Así como los buenos pastores vigilan sus rebaños y están siempre atentos para asegurarse de que se satisfagan sus necesidades, los líderes y gerentes sabios también hacen todos los esfuerzos para abordar las circunstancias únicas que enfrentan sus empleados.

Usted podría pensar: «Pero esa no es la forma en que se hace en los negocios. Tener un sistema para verificar la asistencia y la puntualidad es un estándar para garantizar que los empleados lleguen y salgan a tiempo». Eso puede ser cierto. Pero yo respondería, a veces los líderes valientes deben estar dispuestos a desmantelar rutinas y patrones por una causa mayor. Aquí expongo algunos principios de la Biblia:

No siempre es bueno seguir las prácticas habituales de los negocios. A veces los líderes que ponen a Dios y a su gente primero deben estar dispuestos a elegir un curso diferente, el que mejor satisfaga las necesidades de los miembros de su equipo. «No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta» [Romanos 12:2 NTV].

Los mejores líderes también son servidores. El liderazgo de servicio no es sólo un ideal elevado, sino una manera práctica y efectiva para guiar a otros. No encontramos mejor ejemplo que Jesucristo, que dijo: «Yo, el Hijo del hombre, soy así. No vine a este mundo para que me sirvan, sino para servir a los demás. Vine para liberar a la gente que es esclava del pecado, y para lograrlo pagaré con mi vida» [Marcos 10:45 TLA].

Un buen líder muestra cuidado y genuina preocupación por su equipo. Periódicamente re-examinar las prácticas habituales y estar dispuesto a cambiarlas o ajustarlas para poner primero los intereses de las personas, le muestra que se les valora. «No hagas nada por ambición egoísta o vana presunción, sino con humildad considera a los demás mejor que a ti mismo. Cada uno de ustedes debe mirar no solo por su propio interés, sino también por los intereses de los demás» [Filipenses 2:3-4 NVI].

Se necesita sabiduría para reconocer y responder ante el cambio. Podría decirse que las «ocho últimas palabras» de las organizaciones que van a la quiebra son: «¡Pero siempre lo hemos hecho de esa manera!». Los líderes pensantes perciben un entorno cambiante y se adaptan en consecuencia. Tal adaptabilidad se menciona en el Antiguo Testamento, con respecto a un grupo conocido como «los hombres de Isacar», uno de los clanes israelitas: «De los hijos de Isacar… entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel debía hacer…» [1 Crónicas 12:32 RVR]. Cuando las circunstancias cambian, a veces eso requiere un cambio en la estrategia o metodología.

Copyright 2018, Unconventional Business Network (anteriormente Integrity Resource Center, Inc). Adaptado con permiso de “Integrity Moments with Rick Boxx”, un comentario sobre cuestiones de integridad en el lugar de trabajo desde una perspectiva cristiana. Para obtener más información sobre su ministerio o suscribirse a los Integrity Moments diarios de Rick, visite www.unconventionalbusiness.org. Su último libro e inspiración para su nuevo nombre de ministerio, Unconventional Business, proporciona “Cinco claves para hacer crecer el negocio a la manera de Dios”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.