Tan solo mostrando sensibilidad

Por Jim Langley

Una de las cosas que escasean en el mercado actual es la sensibilidad. Esto se puede definir como «sintonizarse» con las necesidades de aquellos que están a nuestro alrededor. Podemos distanciarnos fácilmente de aquellos con los que deberíamos estar más cerca, desconectándonos inadvertidamente. Pero la sensibilidad puede ser determinante tanto para las relaciones comerciales como personales. Mostrar sensibilidad marca la gran diferencia en nuestras relaciones cotidianas.

Sin embargo, la sensibilidad no se trata solo de la calidad y el tono de nuestras conversaciones, también puede requerir de sacrificar una cantidad significativa de tiempo para abordar las necesidades de los demás. Esto incluye escuchar activamente y luego responder de tal manera en que se demuestre que nos importa y que ponemos las preocupaciones de las personas por encima de las nuestras.

Las relaciones son parte integral de una vida significativa y satisfactoria. Cuando era niño, mis únicas relaciones eran con miembros de la familia; como hijo único durante 10 años, nunca experimenté que podrían formarse relaciones muy fuertes y positivas. El concepto de formar relaciones duraderas me llegó más tarde, después de que Jesucristo entró en mi vida como Salvador y Señor. Esto tuvo lugar después de dos divorcios y perder muchas amistades. Cuando estamos absortos en nosotros mismos, nos ponemos en primer lugar, a costa de las relaciones.

Mucho se ha escrito sobre el «arte» de escuchar. Pero nadie modeló esto mejor que Jesucristo. Lo que mejor hizo fue agregar un enfoque a la palabra. Se podría decir que Jesús dio muestra del «corazón» de lo que es escuchar. También fue capaz de sentir las necesidades tanto de las masas como de los individuos mientras realizaba milagros y enseñaba a las personas dispuestas a escuchar cómo podían tener una relación eterna con Dios.

También tenemos la capacidad de desarrollar un corazón que escucha, pero esto tiene un precio. No es algo que podamos encender y apagar como un interruptor. Debemos permanecer en sintonía con las circunstancias que el Señor nos pone, mientras nos mantenemos en sintonía con Sus deseos para nuestras vidas. Esto no es fácil, pero es posible a través del poder de Dios.

En Efesios 4:22-24, el apóstol Pablo explica a los que habían elegido seguir a Cristo: «Por eso, ya no vivan ni se conduzcan como antes, cuando los malos deseos dirigían su manera de vivir. Ustedes deben cambiar completamente su manera de pensar, y ser honestos y santos de verdad, como corresponde a personas que Dios ha vuelto a crear, para ser como él» [TLA]. Creo que esta es la única manera de descubrir y aprender verdaderamente a ser sensibles a las necesidades de los demás.

No necesitamos asistir a sesiones de capacitación sobre sensibilidad para aprender a ser sensibles a las necesidades de los demás. Lo que necesitamos es un corazón cambiado, junto con una comprensión de cómo amar a los demás, incluso cuando no son amables. Así es como Jesús amaba, y cómo Dios nuestro Padre Celestial nos ama. Está escuchando nuestras necesidades, pero necesita que permitamos que Jesús nos guíe hacia el único camino hacia la paz duradera y la felicidad verdadera.

La sensibilidad viene de «sintonizarnos» primero con Dios. Mientras hacemos esto, Él comienza el proceso de cambiar nuestros corazones de por vida, haciéndonos más y más como Él. «Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo. No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta» [Romanos 12:1-2 NTV].

Jim Lange ha estado en los negocios por más de 30 años y es Presidente de Cinco Pies Veinte, que tiene por objeto ayudar a las personas a ser más de lo que Dios les hizo ser a través de grupos de entrenamiento y de mesa redonda para los líderes empresariales. Sus escritos incluyen Calmar la tormenta dentro: ¿Cómo encontrar la paz en este mundo caótico’ y Primeros auxilios  Bíblicos para líderes.

CBMC INTERNACIONAL: Jim Firnstahl, presidente
2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ U.S.A.

TEL .: 520-334-1114 ▪ E-MAIL: mmanna@cbmcint.orgSitio Web: www.cbmcint.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.