Sabiduría, conocimiento y comprensión

Por Rick Boxx

Si usted es como yo, pasa mucho tiempo buscando sabiduría para tomar muchas decisiones laborales necesarias. Y creo que estaría de acuerdo en que el conocimiento y la comprensión también son importantes para el proceso de toma de decisiones. Me pareció interesante descubrir que muchos versículos de la Biblia hacen referencia a la sabiduría, el conocimiento y la comprensión, en el mismo pasaje.

Estas tres palabras tienen diferentes significados, pero las Escrituras señalan que se complementan entre sí. Dice que la comprensión proviene del aprendizaje de la Palabra de Dios. El conocimiento proviene de las experiencias y habilidades que Dios nos proporciona, y la Sabiduría proviene de una acumulación de la comprensión y el conocimiento que recibimos a lo largo del tiempo. Sin embargo, los tres rasgos provienen de Dios; como El libro de los Proverbios enseña: «¡Pues el Señor concede sabiduría! De su boca provienen el saber y el entendimiento» [Proverbios 2:6 NTV].

Para comprender mejor cómo se relacionan, echemos un vistazo a cada término individualmente, comenzando con la Comprensión. El significado hebreo de esta palabra se ha definido como «percepción perspicaz con la capacidad de juzgar». Un cliente de consultoría una vez nos pidió a mí y a sus otros consejeros que lo ayudásemos con un problema. Uno de los asesores recomendó un plan que era inmoral. Fue mi tiempo en la Palabra de Dios que me permitió darme cuenta de los peligros de esta elección y obtener una comprensión de la situación, lo que resultó en una mejor solución.

La Biblia enseña: «Temer al Señor: ¡eso es sabiduría! Apartarse del mal: ¡eso es discernimiento!» [Job 28:28 NVI]. Para obtener entendimiento, necesitamos usar nuestros sentidos para escuchar y observar. Pero la capacidad de juzgar apropiadamente proviene de la comprensión de la Palabra de Dios.

El conocimiento proviene de Dios, a través de las experiencias, habilidades, talentos y dones que da, lo que nos permite enfrentarnos a la vida, siempre que seamos lo suficientemente humildes para aprender.

Como joven oficial de préstamos en un banco, mi primer préstamo de Small Business Administration fue un desastre. Estos préstamos requieren atención al detalle de docenas de documentos. Sin experiencia previa, arruiné una solicitud de préstamo, pero después de que mi superior criticara mi desempeño, acepté humildemente mi fracaso. Esa falla proporcionó el conocimiento que necesitaba para sobresalir con los préstamos más adelante. El libro de los Proverbios enseña: «El principio de la sabiduría es el temor al Señor; Los necios desprecian la sabiduría y la enseñanza» [1:7 RVC]. El temor al Señor —es decir, un respeto reverente a Dios— proporciona la humildad necesaria para tener conocimiento y sobresalir más tarde.

La sabiduría surge del conocimiento y la comprensión que obtenemos a lo largo de los años. Cuando hemos cometido suficientes errores, el conocimiento adquirido nos permite tener sabiduría. Se podría decir que la aplicación de la sabiduría es estratégica, mientras que el conocimiento es más táctico.

Mi primer negocio comenzó con un préstamo comercial del 21% de interés. Las dolorosas lecciones aprendidas de ese préstamo y la reacción de mis clientes bancarios me proporcionaron sabiduría para aconsejar a otros sobre los peligros de la deuda.

Aplicar las lecciones que hemos aprendido a lo largo del tiempo proporciona una vía para que obtengamos sabiduría, pero una vez más requiere humildad. Como lo resumió el rey Salomón: «Todo el que quiera ser sabio que comience por obedecer a Dios; conocer al Dios santo es dar muestras de inteligencia» [Proverbios 9:10 TLA].

Copyright 2018, Unconventional Business Network (anteriormente Integrity Resource Center, Inc). Adaptado con permiso de “Integrity Moments with Rick Boxx”, un comentario sobre cuestiones de integridad en el lugar de trabajo desde una perspectiva cristiana. Para obtener más información sobre su ministerio o suscribirse a los Integrity Moments diarios de Rick, visite www.unconventionalbusiness.org. Su último libro e inspiración para su nuevo nombre de ministerio, Unconventional Business, proporciona “Cinco claves para hacer crecer el negocio a la manera de Dios”.

 

CBMC INTERNACIONAL: Jim Firnstahl, presidente
2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ U.S.A.

TEL .: 520-334-1114 ▪ E-MAIL: mmanna@cbmcint.org

Sitio Web: www.cbmcint.org

Por favor, dirija cualquier petición en ingles o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.