¿Por qué hago lo que hago? Una pregunta que todos deben hacer

Por William ‘Fritz’ Klumpp

«Te ves bastante bien», me dijo el entrenador de atletismo de mi escuela secundaria. «Si no corrieras tanto tiempo en el mismo lugar». Esta era su forma de decir que yo no era un corredor muy rápido. Mi estilo de correr era como el del hombre sentado en una mecedora: había mucha actividad, pero no mucho progreso.

De alguna manera, esto podría ser una metáfora de nuestra vida personal y profesional. Puede que estemos siempre en movimiento, muy ocupados, pero ¿qué hemos logrado? Si llegamos a la conclusión honesta de que hemos logrado muy poco, ¿por qué seguimos haciendo lo que hacemos? Podríamos lucir bien, pero mostramos pocos avances.

Muchos de nosotros, de manera idealista, comenzamos haciendo algo que sentimos que dará sentido a nuestras vidas, pero a veces nos desilusionamos. Siendo un piloto veterano en la Marina de los EE. UU., observé que personas bien intencionadas que comenzaron sus carreras en el ejército experimentaron esto. Especialmente si pasaban tiempo en el campo de batalla. Las realidades de la guerra pueden llevar a la desilusión, y la pérdida de propósito resultante puede incluso contribuir a lo que se conoce como PTSD (trastorno de estrés postraumático).

Esta misma desilusión también la pueden sufrir quienes se dedican a otras actividades importantes, como la política y el empresariado. Trabajamos duro, esforzándonos por marcar la diferencia en el mundo que nos rodea, pero ¿qué sucede cuando nos vemos bien y luego descubrimos que hemos estado corriendo demasiado tiempo en el mismo lugar?

Todos queremos que nuestra vida cuente para algo, y todos deseamos vivir una vida con sentido. A menudo pienso en lo que el científico francés Blaise Pascal llamó el «vacío en forma de Dios» que existe en el corazón de cada hombre, un vacío que solo el Señor puede llenar. El autor y orador John Maxwell habla de otro «vacío»: un vacío de tamaño natural dentro del corazón que solo una misión de vida claramente definida puede llenar.

Durante los últimos años he estudiado la vida del rey Salomón, quien ha sido conocido como el hombre más sabio que jamás haya existido. Hijo de David y tercer rey de Israel, reinó durante el siglo X a. C. Gobernando durante la edad de oro de Israel. Sus logros fueron absolutamente asombrosos. Sin embargo, a pesar de todo lo que logró, el resumen de Salomón, expresado cerca del final de su vida y registrado en numerosas ocasiones en su Libro de Eclesiastés, fue: «todo es vanidad». En otra traducción dice: «nada tiene sentido».

Al examinar la vida de Salomón y todo lo que logró, no puedo evitar preguntar: «¿Cómo puede alguien que comenzó tan bien e hizo tanto, llegar al final de su vida y concluir que todas las cosas que hizo no tenían sentido?». La conclusión de Salomón de que «…a decir verdad, nada tiene sentido, es como perseguir el viento» [Eclesiastés 1:14 NTV] se refiere a las obras hechas «debajo del sol». Básicamente, eso incluye todo lo que se hace en el mundo. Si no se puede encontrar un propósito significativo en la vida «debajo del sol», eso sugiere que debemos buscar significado en otra parte. Hace años, después de llegar a una conclusión similar sobre mi vida, me di cuenta de que debemos mirar hacia los cielos. Si queremos encontrar un verdadero significado y propósito en la vida, debemos mirar a Dios mismo.

Mi viejo amigo y mentor, Joe Coggeshall, me desafió durante muchos años a escribir una «declaración de propósito de vida». «Las empresas exitosas tienen un propósito o una declaración de misión», decía Joe, «entonces, ¿por qué no lo haces tú?». Finalmente tomé en serio su desafío y descubrí que el propósito de mi vida puesto por escrito se ha convertido en una brújula que me permite abandonar lo bueno en aras de buscar lo mejor.

Entonces, ¿cuál es tu propósito y por qué hace lo que haces? ¿Tienes una declaración de propósito o misión para tu vida? ¿Si no, por qué no?

William “Fritz” Klumpp es un piloto veterano de la Marina de los Estados Unidos, que sirvió durante la Guerra de Vietnam; ex piloto de Delta Air Lines, ejecutivo de bienes raíces y ex director ejecutivo de CBMC.

CBMC INTERNATIONAL: Jim Firnstahl, presidente

2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ EE. UU.

TEL .: 520-334-1114 ▪ CORREO ELECTRÓNICO: mmanna@cbmcint.org

Sitio web: www.cbmcint.org  Dirija cualquier solicitud o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Preguntas de reflexión / debate

1. ¿Alguna vez has tenido algún momento en la vida, o en tu trabajo, que pudiera haberse descrito como «te ves bastante bien, pero estás corriendo demasiado tiempo en el mismo lugar»? Quizás así es como te sientes ahora mismo. ¿Cómo respondes en momentos como este?

2. ¿En qué sentido tu vida tiene significado? ¿Estás seguro de que te has esforzado por lograr las cosas correctas? ¿O a veces sientes que «nada tiene sentido, que vivir es como perseguir el viento»? Explica tu respuesta.

3. Se parafrasea la conocida frase de Blaise Pascal: «dentro del corazón de todos hay un vacío en forma de Dios que solo Dios puede llenar». ¿Estás de acuerdo con eso? ¿Por qué si o por qué no?

4. El Sr. Klumpp menciona tener un propósito personal o una declaración de misión. ¿Alguna vez has oído hablar de algo así? Entonces, ¿qué piensas de tener una declaración de misión personal para la vida? ¿Cómo crees que podría ser útil?

NOTA: Si tienes una Biblia y te gustaría leer más, considera los siguientes pasajes:

Eclesiastés 12:13-14; Hechos 17:28; 1 Corintios 3:9; Filipenses 3:10

Las versiones bíblicas usadas en El Maná del Lunes están indicadas por sus siglas:

  • Reina Valera Revisión 1960 (RVR)
  • Nueva Traducción Viviente (NTV)
  • Nueva Versión Internacional (NVI)
  • Traducción en Lenguaje Actual (TLA)

 Maná del Lunes ® es una reflexión semanal de CBMC/CPEC (Comité de Profesionales y Empresarios Cristianos) – Conectando los «Negocios» del mercado y de Cristo, organismo internacional, sin fines de lucro y vínculos religiosos, fundado en 1930 con el propósito de compartir el Evangelio de Jesucristo con la comunidad profesional y empresarial.

© 2021 – DERECHOS RESERVADOS. Traducción y solicitudes en español al E-mail: lcervino@yahoo.com distribución gratuita en su totalidad. Su reproducción se permite con los créditos adecuados. También disponible en alemán, Inglés, Italiano y Japonés, solicitarla a www.cbmcint.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.