Negocios difíciles en un mundo complicado


Por Rick Boxx
Cuando Tom Phillips, el ex director general de Raytheon, falleció, en su obituario en el Wall Street Journal incluyeron una historia acerca de un estudiante de la Universidad de Harvard que le planteó una pregunta intrigante. El joven le preguntó al Sr. Phillips si creía que existía una contradicción entre su fe cristiana y el manejo de una gran corporación que fabrica misiles para la guerra.
La respuesta del Sr. Phillips fue honesta y cuidadosamente considerada, observando la realidad de la condición humana. Dijo: «Nos gustaría que fuera un mundo donde los ejércitos y las armas no fueran necesarios. Pero hay una codicia básica en el hombre. El hombre tiene defectos, creo. Y las naciones tienen fallas. Tenemos que proporcionar una defensa común».
La mayoría de nosotros no trabajamos para compañías que produzcan armas. Sin embargo, al encontrarnos en una profesión, o estar empleados en industrias, necesariamente se deben abordar los «defectos en el hombre», como los llamó el Sr. Phillips, los cuales puede presentar desafíos al momento de tomar decisiones incómodas en este mundo complicado.
Las personas que trabajan en la aplicación de la ley, por ejemplo, tratan cada día con los lados más oscuros de la humanidad. Se le pide a los abogados que representen no sólo a las víctimas de actividades delictivas, sino también a los autores mismos de delitos. La industria farmacéutica proporciona un tratamiento médico importante para muchas personas, pero en algunos casos, los medicamentos producidos resultan extremadamente dañinos cuando se usan incorrectamente o se abusa de ellos. A veces, los médicos y las enfermeras deben tomar decisiones difíciles cuando no hay soluciones simples. Incluso los educadores pueden enfrentar grandes desafíos.
Tal vez, en ocasiones su trabajo presenta circunstancias que ponen a prueba sus valores y convicciones. ¿Significa esto que cuando llegamos a una encrucijada ética, debemos renunciar o tomar el camino de menor resistencia? Si somos seguidores de Jesucristo, incluso podríamos sentirnos tentados a preguntarnos: «Dios, ¿por qué me llamaste a esta profesión?».
Si bien la Biblia no promete respuestas fáciles a todos los dilemas éticos, el Señor nos llama a servirle a Él, y a otros, en muchos escenarios difíciles. Por ejemplo, 1 Corintios 7:17 enseña: «En cualquier caso, cada uno debe vivir conforme a la condición que el Señor le asignó y a la cual Dios lo ha llamado…» [NVI].
Al igual que en los tiempos bíblicos, los discípulos de Cristo se encontraban comprometidos en líneas de trabajo a menudo desafiantes, nosotros también debemos buscar la sabiduría, la guía y la gracia de Dios para llevar a cabo responsabilidades difíciles. Creo que Dios, en su deseo de salvar a un mundo insano, lleno de personas que se han alejado de Su diseño, necesariamente Él coloca a algunos en industrias difíciles. Si podemos aceptar esto como su voluntad para nosotros, ¿qué más podemos hacer para realizar nuestras tareas y tomar decisiones difíciles de manera que lo complazcamos? Aquí hay algunas pautas que Él proporciona en las Escrituras:
Pida sabiduría. Cuando las circunstancias difíciles requieran decisiones complejas, debemos pedirle a Dios que nos brinde la sabiduría que necesitemos para hacer lo mejor. «Si necesitan sabiduría, pídansela a nuestro generoso Dios, y él se la dará; no los reprenderá por pedirla». [Santiago 1:5 NTV].
Busque consejo sabio. Debemos encontrar personas con sabiduría, individuos a los que podamos consultarles cuando nos enfrenten situaciones difíciles. «Cuando no hay buen guía, la gente tropieza; La seguridad depende de los muchos consejeros» [Proverbios 11:14 RVC].
Ore por  fuerza. Cuando la cultura que nos rodea dice que debemos actuar en contra de nuestras convicciones, Dios puede proporcionar los recursos necesarios para resistir la tentación de ceder. «Él da poder a los indefensos y fortaleza a los débiles. Hasta los jóvenes se debilitan y se cansan, y los hombres jóvenes caen exhaustos. En cambio, los que confían en el Señor encontrarán nuevas fuerzas; volarán alto, como con alas de águila. Correrán y no se cansarán; caminarán y no desmayarán» [Isaías 40:29-31 NTV].
Copyright 2019, Unconventional Business Network (anteriormente Integrity Resource Center, Inc). Adaptado con permiso de «Integrity Moments with Rick Boxx», un comentario sobre cuestiones de integridad en el lugar de trabajo desde una perspectiva cristiana. Para obtener más información sobre su ministerio o suscribirse a los Integrity Moments diarios de Rick, visite www.unconventionalbusiness.org. Su último libro e inspiración para su nuevo nombre de ministerio, Unconventional Business, proporciona «Cinco claves para hacer crecer el negocio a la manera de Dios».
 
CBMC INTERNACIONAL: Jim Firnstahl, presidente
2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ U.S.A.

TEL .: 520-334-1114 ▪ E-MAIL: mmanna@cbmcint.org
Sitio Web: www.cbmcint.org
Por favor, dirija cualquier petición en ingles o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.