Lo que los «expertos» no nos dicen sobre estar contento

Por Jim Mathis

Hace unas semanas, en la iglesia nos pidieron que escribiéramos una palabra que describiera nuestro estado emocional actual. Escribí: «contento». No es que esté siempre contento. Unas cuantas veces durante los últimos meses me he sentido inquieto, incluso ansioso, por todo lo que ha estado sucediendo. Muchos días puedo decir que estoy empezando a sentirme esperanzado u optimista, pero sentirme satisfecho es mi principal emoción.

Más tarde, busqué la palabra «contento» en un diccionario de sinónimos y descubrí palabras como «satisfecho», «complacido», «tranquilo», «cómodo», «despreocupado» y «feliz». El contentamiento parece servir como una puerta para experimentar la felicidad.

En estos días, industrias enteras parecen dedicadas a sembrar el descontento. De hecho, gran parte de nuestra cultura tiene ese enfoque. Constantemente se nos dice que nunca seremos felices sin el juguete o la herramienta más nueva, el automóvil más brillante y rápido, una casa más grande y lujosa. No nos sentiremos aceptados, nos dicen constantemente, hasta que usemos el tipo correcto de desodorante, bajemos de peso o nuestro equipo favorito gane el gran juego.

Los oradores motivacionales y los libros de autoayuda nos dicen: «si vamos a la deriva, perdemos». Así que nos dirigimos a estar ocupados, sin sentirnos nunca satisfechos. Siempre surge algo más para profundizar nuestros sentimientos de descontento con lo que ya tenemos.

Pienso en el famoso magnate de los negocios al que le preguntaron: «¿Cuánto es suficiente?». Su respuesta fue simple: «Solo un poco más». Si siempre queremos más, nunca tendremos suficiente. Las palabras «más» y «contento» son rivales acérrimos. La satisfacción proviene de ser felices donde estamos y con lo que tenemos. Siempre quiero hacer un mejor trabajo, sentirme más saludable y tener más seguridad financiera. Pero también quiero ser más alegre, ser un mejor amigo y esposo, y pasar más tiempo disfrutando de las bendiciones que ya tengo.

El contentamiento no es un destino. Es una decisión, seguida de paz, alegría y gratitud. Adquirir más cosas no traerá más felicidad; necesitamos apreciar lo que ya tenemos. Este es un tema central en el «Sermón del monte» de Jesús. Habló de ser «pobre en espíritu», «ser manso» (refiriéndose a los que tienen su fuerza bajo control), habló también de «tener hambre y sed de justicia», de ser «misericordioso» y ser «limpio de corazón»

[ver Mateo 5:3-8]

.

Estas cualidades son las que conducen al contentamiento —enseñó Jesús—, no el adquirir cosas materiales. Jesús continuó diciendo: «No almacenes tesoros aquí en la tierra, donde las polillas se los comen y el óxido los destruye, y donde los ladrones entran y roban. Almacena tus tesoros en el cielo, donde las polillas y el óxido no pueden destruir, y los ladrones no entran a robar. Donde esté tu tesoro, allí estarán también los deseos de tu corazón» [Mateo 6:19-21 NTV].

El rey Salomón dedicó gran parte del libro de Eclesiastés a contar lo que había aprendido sobre el contentamiento, y el apóstol Pablo escribió: «Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez» [Filipenses 4:12 NVI].

Una amiga que hizo su tesis doctoral sobre agricultura de subsistencia en Centroamérica, estudiando a los más pobres de los pobres. Pregunté si había alguna sorpresa. Inmediatamente comenzó a hablar de lo felices que estaban todos. Estas personas, que apenas se ganaban la vida en una pequeña parcela de tierra, estaban tan felices como podían. Escuché al cantante de country Marty Stuart decir una vez: «Si tengo un billete de cien dólares en el bolsillo y un Cadillac para conducir, estoy satisfecho». Y, ¿quién podría querer más? Pero, la verdad… ¡ni siquiera necesito un Cadillac!

© 2021. Jim Mathis es escritor, fotógrafo y propietario de una pequeña empresa en Overland Park, Kansas. Su último libro es El camello y la aguja, un cristiano mira la riqueza y el dinero. Anteriormente fue director ejecutivo de CBMC en Kansas City, Kansas y Kansas City, Missouri, EE. UU.

CBMC INTERNATIONAL: Jim Firnstahl, presidente

2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ EE. UU.

TEL .: 520-334-1114 ▪ CORREO ELECTRÓNICO: mmanna@cbmcint.org

Sitio web: www.cbmcint.org Dirija cualquier solicitud o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Preguntas de reflexión / debate

1. ¿Cuál sería tu definición personal de satisfacción? ¿Te consideras una persona que está contenta con la vida y sus circunstancias? Explica tu respuesta.

2. ¿Cómo han afectado los acontecimientos del año pasado tu sentido de satisfacción? ¿Los problemas que surgieron en gran parte debido a la pandemia de COVID disminuyeron su sensación de paz y satisfacción, o tus experiencias te llevaron a una mayor satisfacción? Explica tu respuesta.

3. ¿Por qué cree que las cosas materiales y un esfuerzo constante por obtener más, como mayores logros, promociones, estatus, rara vez conducen a una verdadera satisfacción? ¿Estás siquiera de acuerdo con esa conclusión? ¿Crees que si solo tuvieras “un poquito más”, eso resultaría en una felicidad verdadera y duradera? ¿Por qué si o por qué no?

4. Nombra algunas de las influencias que más afectan tu sensación de satisfacción (o descontento). ¿Qué puedes hacer para reducir o eliminar el impacto negativo en tu vida?

NOTA: Si tienes una Biblia y te gustaría leer más, considera los siguientes pasajes:

Eclesiastés 1:1-4,9-14, 2:10-11,17-24, 3:22; 5:18; Filipenses 4:6-9,11-13,19

Las versiones bíblicas usadas en El Maná del Lunes están indicadas por sus siglas:

  • Reina Valera Revisión 1960 (RVR)
  • Nueva Traducción Viviente (NTV)
  • Nueva Versión Internacional (NVI)
  • Traducción en Lenguaje Actual (TLA)

 Maná del Lunes ® es una reflexión semanal de CBMC/CPEC (Comité de Profesionales y Empresarios Cristianos) – Conectando los «Negocios» del mercado y de Cristo, organismo internacional, sin fines de lucro y vínculos religiosos, fundado en 1930 con el propósito de compartir el Evangelio de Jesucristo con la comunidad profesional y empresarial. © 2019 – DERECHOS RESERVADOS. Traducción y solicitudes en español al E-mail: lcervino@yahoo.com distribución gratuita en su totalidad. Su reproducción se permite con los créditos adecuados. También disponible en alemán, Inglés, Italiano y Japonés, solicitarla a www.cbmcint.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad