Las siempre cambiantes herramientas del comercio

Por Rick Boxx

Las «herramientas» que me dieron para mi primer trabajo en contabilidad pública incluían una máquina sumadora, lápices y una libreta de papel contable. Recuerdo que la única computadora era una albatros de 1 millón de dólares, ubicada en la oficina de un cliente que nadie sabía cómo usar. ¡Cómo han cambiado los tiempos desde entonces!

Hoy, mi computadora portátil es aproximadamente del tamaño de mi máquina sumadora anterior, capaz de avergonzar a ese dinosaurio de computadora de 1 millón de dólares. Mi computadora portátil, además, ha eliminado la necesidad de una máquina de sumar, rara vez uso un lápiz para algo, y el papel contable ha sido reemplazado por un software con una capacidad para hacer un trabajo que no podríamos haber imaginado durante los primeros años de mi carrera.

Lo más interesante de esto es cómo, a la par de no haber podido anticipar los avances actuales en décadas pasadas, sabemos que la tecnología continúa presentándonos nuevas herramientas y recursos que no podemos imaginar en este momento. Justo cuando comenzamos a pensar que hemos «llegado» en términos de avances tecnológicos, vemos con sorpresa las nuevas innovaciones.

Esto es cierto no solo para el trabajo, sino también para todos los aspectos de nuestra vida personal. Si han pasado algunos años desde la compra de un auto nuevo, nos sorprendemos con las nuevas incorporaciones que hacen que la conducción sea más segura y cómoda. Los avances en las comunicaciones se mueven tan rápido que es casi imposible seguirles el paso.

Todas estas novedades continúan asombrándonos, pero las Escrituras nos dicen que también podemos esperar ansiosamente descubrir cosas nuevas en el ámbito espiritual. En Isaías 42:9, Dios dijo: «Como pueden ver, los primeros acontecimientos se han cumplido, y ahora les anuncio nuevos acontecimientos; yo se los hago saber antes de que ocurran».

Si vemos el «libro de los comienzos»; es decir, el libro del Génesis en el Antiguo Testamento, leemos acerca de la obra de creación de Dios, cómo inició con nada y creó un universo entero y procedió a crear el mundo que conocemos, junto con todo lo que contiene. Sobre todo, la humanidad. Finalmente, Génesis 2:1-2 nos dice: «Así quedó terminada la creación de los cielos y de la tierra, y de todo lo que hay en ellos. Cuando llegó el séptimo día, Dios ya había terminado su obra de creación, y descansó de toda su labor» [NTV].

Sin embargo, esto no significa que Dios cesó para siempre de su plan de crear y supervisar las maravillas que experimentamos todos los días. Como Jesucristo dijo a sus seguidores: «Mi Padre nunca deja de trabajar, ni yo tampoco» [Juan 5:17 TLA]. Lo mejor de todo, este trabajo no se limita a un sentido amplio y general. La obra de «novedad» de Dios se lleva a cabo en la vida de cada uno de su pueblo todos los días. Él puede y desea realizar un acto de recreación en nosotros también.

Como escribió el apóstol Pablo: «Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!» [2 Corintios 5:17 NVI]. A medida que cambian las estaciones, vemos una marcha continua de lo nuevo que reemplaza a lo viejo. Y a medida que el Espíritu de Dios obra en nuestros corazones, podemos experimentar una nueva vida; nuevos deseos, nuevos motivos, nuevos valores y nuevas fuerzas, para reemplazar nuestras viejas vidas que nos trajeron tanto fracaso y frustración.

Las futuras herramientas de nuestros oficios, los recursos que utilizamos para realizar nuestros trabajos diarios, generalmente se anuncian en una forma muy rudimentaria. Sin embargo, si prestamos atención y somos receptivos, podemos estar preparados para las cosas nuevas que Dios ha declarado que hará en nosotros y a través de nosotros, para Su gloria, ya sea donde trabajemos o donde vivamos.

Copyright 2019, Unconventional Business Network (anteriormente Integrity Resource Center, Inc). Adaptado con permiso de «Integrity Moments with Rick Boxx», un comentario sobre cuestiones de integridad en el lugar de trabajo desde una perspectiva cristiana. Para obtener más información sobre su ministerio o suscribirse a los Integrity Moments diarios de Rick, visite www.unconventionalbusiness.org. Su último libro e inspiración para su nuevo nombre de ministerio, Unconventional Business, proporciona «Cinco claves para hacer crecer el negocio a la manera de Dios».

CBMC INTERNACIONAL: Jim Firnstahl, presidente
2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ U.S.A.

TEL .: 520-334-1114 ▪ E-MAIL: mmanna@cbmcint.org

Sitio Web: www.cbmcint.org Por favor, dirija cualquier petición en ingles o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.