La adaptabilidad, una herramienta para enfrentar los cambios

Por Sergio Fortes

Para cada uno de los que trabajamos, cambiar no es nada nuevo. Nos guste o no, el cambio es una experiencia que nos es familiar, que ocurre todo el tiempo.

Algunas personas negociantes y profesionales, incluso líderes y ejecutivos de alto nivel, dicen con toda la convicción: «¡Odio cualquier tipo de cambio!», como si el cambio en sí mismo tuviera la capacidad de determinar a quién le gusta o no, y luego amablemente nos pide permiso antes de instalarse.

Una de las estaciones de radio más respetadas de mi país, Brasil, utiliza un eslogan apropiado que nos obliga a pensar: «En 20 minutos, todo puede cambiar». Sin embargo, en muchos casos, los cambios, incluso los muy drásticos, pueden ocurrir repentinamente y en mucho menos de 20 minutos.

¿Quién puede olvidar que hace aproximadamente 18 meses, los primeros casos de la COVID-19 sacudieron al mundo entero? Menos de un mes después, nuestra vida privada y profesional dio un vuelco. Nadie pidió nuestra aprobación antes de que se promulgaran los cambios sociales necesarios en respuesta a la creciente pandemia.

Cuando ocurre un cambio, ya sea dramático o un inconveniente menor, ¿cómo respondemos? La reacción emocional correcta al lidiar con cambios en nuestra vida personal o profesional, según el profesor de Harvard, Dr. Daniel Goleman, se llama ADAPTABILIDAD. Esta es una de las habilidades de inteligencia emocional más importantes, según afirma el aclamado investigador.

La adaptabilidad, dijo Goleman, es la capacidad de adecuarse a los cambios, situaciones nuevas o eventos imprevistos. Aunque no sean predecibles, estas son realidades cotidianas de la vida, especialmente en el mundo empresarial y profesional. Pero más que simplemente ajustarnos, es importante que aprendamos a superar los impactos adversos del cambio. Luego, a través de un enfoque positivo hacer frente a los cambios que quizás no hubiéramos previsto o deseado, y podemos descubrir nuevas oportunidades.

He descubierto que cuando las cosas parecen estar fuera de control, es aconsejable centrarse en Aquel que tiene el control. Como Dios declara en Jeremías 29:11: «Pues yo sé los planes que tengo para ustedes—dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza» [NTV]. Encontramos una seguridad similar en el libro de Proverbios, que nos dice: «Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar» [3:5-6 NTV].

En las Escrituras encontramos el maravilloso ejemplo del apóstol Pablo, cuyas circunstancias de vida profesional y personal cambiaban todo el tiempo. Si caminaba hacia un lugar de culto, lo echaban. Si subía a un barco, amenazaba con hundirse. Si reunía gente y daba testimonio de cómo había cambiado su vida, era arrestado. Es más, una vez, cuando logró sobrevivir a un naufragio, fue mordido por una serpiente.

Pablo podría haberse amargado, quejarse todo el tiempo, sentirse como un perdedor o un fracasado. Sin embargo, hizo una declaración extraordinaria que nos avergüenza por la forma en que manejamos nuestros cambios: «No lo digo porque esté necesitado, pues he aprendido a estar satisfecho con lo que tengo. Sé bien lo que es vivir en la pobreza, y también lo que es tener de todo. He aprendido a vivir en toda clase de circunstancias, ya sea que tenga mucho para comer, o que pase hambre; ya sea que tenga de todo o que no tenga nada. Cristo me da fuerzas para enfrentarme a toda clase de situaciones» [Filipenses 4:11-13 TLA].

Esa declaración victoriosa me enseña tres cosas sobre el cambio:

1. Debo aprender a adaptarme a las circunstancias.

2. No puedo permitir que ningún cambio me robe la satisfacción.

3. Debo permanecer firme y vivir por fe sobre el único fundamento que nunca cambia: Jesucristo.

Sergio Fortes es mentor y consultor en logística y negocios estratégicos corporativos. Como miembro de CBMC en la ciudad de Sao Paulo, Brasil, ha coordinado la traducción de Monday Manna al portugués durante más de 20 años. Está comprometido con la Gran Comisión de Jesucristo: hacer discípulos.

Preguntas de reflexión / debate

1. ¿Cuál es tu respuesta habitual a los cambios, especialmente a los que son totalmente inesperados y no son de tu elección?

2. ¿De qué formas específicas te afectaron a ti, a tu trabajo y en tu vida cotidiana la pandemia de la COVID-19 y los muchos cambios que resultaron de ella? ¿Cómo respondiste a esos cambios?

3. En tiempos de incertidumbre y ansiedad, ¿a dónde acudir? ¿Tú, como el apóstol Pablo, encuentras que puede encontrar contentamiento y paz, incluso cuando el mundo a su alrededor parece estar patas arriba? Explica tu respuesta.

4. La Biblia nos ofrece muchas promesas de Dios que nos dicen que confiemos en Él incluso cuando las circunstancias son difíciles, incluso aparentemente imposibles. ¿Qué pasajes, si alguno, ha encontrado que te parezcan especialmente reconfortantes?

NOTA: Si tienes una Biblia y te gustaría leer más, considera los siguientes pasajes:

Isaías 26: 3, 40:31, 41:10; Salmo 37: 4-5, 40: 1-3; Mateo 28:20; Hebreos 13: 5

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.