I encuentro de directivos y empresarios

Durante un fin de semana, se reunieron en L’Ametlla del Vallés más de 15 directivos y empresarios de 5 ciudades diferentes del país, quienes junto a los ponentes y el equipo organizador reflexionaron acerca de las necesidades y situaciones que enfrenta este colectivo y el sentido que podría tener el unirse en torno un proyecto común.

Una de las sesiones con Peter Briscoe

Peter Briscoe, miembro fundador de la Asociación internacional para el avance de la seguridad espacial, Europartners y la Cumbre Económica Europea, compartió algunas buenas prácticas en el desarrollo de este ministerio. Briscoe ha liderado desde sus inicios, un movimiento de empresarios cristianos a nivel europeo, cuya visión es ver una transformación en las familias, los negocios y la comunidad, a través del obrar de Dios en líderes de toda Europa. El conferenciante destacó el “poder de uno” basándose en Isaías 60,22. “La familia más pequeña se convertirá en mil personas y el grupo más diminuto se convertirá en una nación poderosa. A su debido tiempo, yo, el Señor, haré que esto suceda”.

Una sesión práctica

También resaltó la importancia de tener una visión clara y compartida, como fuente de motivación, de la unidad en medio de la diversidad (Juan 17,22-23) y de la guía de la Palabra de Dios para desarrollar los negocios y el trabajo (2 Timoteo 3,16) Peter Briscoe reflexionó acerca de la soledad en el liderazgo empresarial. Citando al teólogo Paul Tillich “Existe la soledad que expresa el dolor de estar solo y la soledad que expresa la gloria de estar a solas.” Briscoe destacó la importancia de la meditación y la oración, siguiendo el ejemplo de Jesús, Mateo 14:23: “Después de despedir a la gente, subió a la montaña para orar a solas. Al anochecer, estaba allí él solo”. Además, señaló la vulnerabilidad como factor primordial para la conexión social entre los seres humanos, la cual brilla por su ausencia en el entorno profesional, donde se piensa que mantener la distancia proyecta una imagen de confianza y competencia. Briscoe citó a Luciano de Creszcenzo quien dice que “Somos ángeles con una sola ala, y podemos volar solamente abrazando uno al otro”.

Reflexión en grupos pequeños

Por su parte, Jorge Saguar, Directivo de empresas internacionales por más de 20 años, y actualmente consultor de estrategia para inversores en el sector de la tecnología médica, Presidente de GBU y pastor en la iglesia evangélica del barrio de Suanzes en Madrid, compartió la reflexión bíblica acerca del Empresario y el Reino de Dios. Partiendo de la cuestión del llamado de Dios al mundo de los negocios, e inspirándose en Jesús, como un hombre de empresa. Saguar citó algunos paradigmas existentes en la cultura española acerca del concepto de empresario / emprendedor, presentando otra perspectiva, donde existe una conexión entre la empresa y los valores del Reino de Dios. Desde este punto de vista, el empresario / emprendedor es la persona que toma iniciativa y riesgos para cubrir necesidades existentes en la sociedad, busca los recursos necesarios para conseguirlo, sirviendo a la sociedad y buscando también el beneficio de los demás. Este concepto encaja con el Reino de Dios, que es justicia, paz y gozo (Romanos 14,17). Finalmente Saguar hizo un repaso de las referencias bíblicas más relevantes acerca de la empresa y los negocios, remarcando la importancia que la Palabra de Dios da a este aspecto de la vida, así como a la mayordomía.

El retiro se desarrolló bajo una atmósfera de calidez y cercanía, dando lugar al aprendizaje, la reflexión, la creación de nuevas relaciones y por supuesto el compartir experiencias y expectativas en torno a una visión de Reino.

Tres-E: Facebook | Twitter | Blog | Web

Fuente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.