Qué hacen diferente los ejecutivos que tienen éxito

Por Rick Boxx

El consultor de liderazgo Ron Carucci, al aparecer en un video de Harvard Business Review, afirma que entre el 50 y el 60 por ciento de los ejecutivos fracasan en su primer desempeño. Debido a esto, Carucci estudió a ejecutivos exitosos para encontrar qué hicieron de manera diferente respecto de aquellos que no tuvieron éxito. Descubriendo cuatro factores clave.

El primer factor es la Amplitud. Los nuevos ejecutivos suelen tener una visión estrecha de los negocios. Comprender la imagen completa de cualquier organización es fundamental para tener la amplitud de conocimiento necesaria para tomar decisiones acertadas.

Vemos un buen ejemplo de este defecto en la Biblia. El apóstol Pedro fue alguien a quien le fue difícil ver el panorama general. En una ocasión, Jesús le dio esta reprensión a Pedro: «¡Pedro, estás hablando como Satanás! ¡Vete! Tú no entiendes los planes de Dios, y me estás pidiendo que los desobedezca» [Mateo 16:23 TLA].

En sus roles de liderazgo, los ejecutivos exitosos buscan comprender todos los aspectos de sus organizaciones.

El segundo factor que Carucci encontró es el Contexto. Los ejecutivos exitosos hacen el trabajo necesario para comprender las tendencias en su cultura, industria y dentro de su organización. Tener una idea del contexto le permitirá tomar decisiones más sabias e informadas.

De nuevo, en las Escrituras encontramos un modelo para este enfoque del liderazgo. En 1 Crónicas 12:32, leemos acerca de una familia que entendió la importancia del contexto en la toma de decisiones: «De la tribu de Isacar había 200 jefes junto con sus parientes. Todos estos hombres entendían las señales de los tiempos y sabían cuál era el mejor camino para Israel».

Cuando entran en un nuevo rol, los ejecutivos exitosos invierten tiempo para estudiar las tendencias y ganar contexto para poder servir mejor a sus organizaciones.

El tercer factor es la Elección. Cada día trae muchas opciones entre las qué elegir. Por ejemplo, los ejecutivos deben decidir dónde pueden invertir mejor su tiempo. Si alguna vez ha ocupado un puesto ejecutivo, ya sabe que hay muchos que creen que su proyecto es el mejor uso de su tiempo. Pero el verdadero éxito proviene de poder decir «no» a las distracciones y «sí» sólo a las oportunidades críticas para la misión.

Como dijo Jesús: «Sin embargo, la puerta de acceso a la vida es muy angosta y el camino es difícil, y son solo unos pocos los que alguna vez lo encuentran» [Mateo 7:14 NTV]. Los ejecutivos exitosos aprenden a decir «no» con frecuencia, por lo que tienen tiempo para las más importantes elecciones.

El último factor que descubrió Carucci es Conexiones. Los ejecutivos exitosos saben que la conexión con otros, mediante la construcción de relaciones sólidas y la confianza, es fundamental. Establecer las conexiones adecuadas les permitirá aprovechar esas relaciones y generar confianza para que otros puedan ayudarlos a lograr sus objetivos. Podríamos citar ejemplo tras ejemplo que mostraría que trabajar de forma aislada no es una estrategia de liderazgo eficaz.

Encontramos este principio abordado por el apóstol Juan, cuando expresó: «Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios» [1 Juan 4:7 RVR]. Amar a los demás, incluso en el lugar de trabajo, es una forma poderosa de construir relaciones y confianza. En la mayoría de los casos, esto lleva al éxito mutuo.

Copyright 2018, red de negocios no convencionales. Adaptado con el permiso de “Integrity Moments with Rick Boxx”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.