Ese terrible, terrífico primer paso

Por Robert J. Tamasy

Según el viejo proverbio chino, un viaje de mil millas, comienza con un simple paso. En términos más contemporáneos, no puedes terminar algo hasta que decidas comenzar. El problema para muchas personas es que nunca comienzan.

Me identifico con esto. Hay cosas que alguna vez soñé hacer, incluso se podrían haber considerado metas de la vida, pero nunca las logré. Porque no he dado ese primer paso. Aunque he sido un escritor profesional, nunca he escrito una novela, porque todavía tengo que dar ese primer paso. En la escuela secundaria, toqué la batería en varias bandas, pero siempre quise mejorar mis habilidades. Nunca di el primer paso para hacerlo. Siempre me he preguntado si tengo la capacidad de pintar paisajes. Pero —ya se imaginará— hasta la fecha no he dado el primer paso para aprender cómo.

Por otro lado, puedo pensar en los «primeros pasos» que he dado, aquellos que han marcado la diferencia en mi vida, tanto profesional como personalmente. Al principio, me trasladé a una universidad diferente porque quería estudiar periodismo. Esto dio lugar a mi carrera que ha abarcado casi 50 años. Siempre me sentí intimidado al hablar en público, pero di el primer paso para ponerme en situaciones en las que tenía que hablar frente a grupos. Hablar en público todavía es mi fortaleza, y puedo hacerlo razonablemente bien cuando sea necesario.

Después de más de 44 años de matrimonio, me pregunto dónde estaría hoy si no hubiera dado el primer paso para invitar a una cita a mi esposa. Y a menudo habíamos hablado de hacer juntos un viaje a Italia; el año pasado finalmente lo hicimos, aceptando la invitación de algunos amigos para unirnos con ellos en un viaje aquel memorable lugar.

El Dr. Mark Jobe, presidente del Instituto Bíblico Moody, en su programa radial habló sobre la importancia y la dificultad de dar el primer paso. Señaló muchas razones por las que las personas se resisten a dar ese tan importante primer paso. Aquí expongo las tres razones más comunes. He añadido algunos pasajes bíblicos que se aplican a cada uno de estas:

Las condiciones no son las ideales. Jobe usó un ejemplo del deseo de comenzar un programa de ejercicios al aire libre. Un día puede sentir demasiado frío. El día siguiente puede ser un tanto caluroso. Las condiciones rara vez son perfectas para dar el primer paso, por lo que el mejor plan es simplemente tomarlo lo antes posible y luego continuar avanzando, un día a la vez. Las Escrituras nos instan a decir: «Los pasos del hombre los dirige el Señor. ¿Cómo puede el hombre entender su propio camino?» [Proverbios 20:24 NVI].

El tiempo puede no parecer perfecto. Muchos de nosotros deseamos marcar una diferencia en el mundo que nos rodea, ya sea involucrarnos en actividades comunitarias o invertir tiempo y energía para ayudar a otra persona a crecer personal y espiritualmente. No hay excusa para esperar; No hay mejor momento para empezar que ahora. «Si puedes ayudar a tu prójimo hoy, no le digas: “Vuelve mañana y entonces te ayudaré”» [Proverbios 3:28 NTV]. «Aprovechen bien el tiempo, porque los días son malos» [Efesios 5:16 RVC].

Salir en fe puede obligarte a enfrentar tus mayores temores. En algunos casos, el miedo nos impide dar ese paso inicial. Puede ser el miedo al fracaso, el miedo a lo desconocido o el miedo a cómo reaccionan los demás. Ahí es donde la fe encaja en la ecuación: cuando sentimos gran ansiedad, confiar en el Señor nos permite dar ese paso de todos modos. «No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te daré fuerzas y te ayudaré; te sostendré con mi mano derecha victoriosa» [Isaías 41:10 NTV].

© 2019. Robert J. Tamasy ha escrito Business at Its Best: Timeless Wisdom from Proverbs for Today’s Workplace; Tufting Legacies; fue coautor de David A. Stoddard, The Heart of Mentoring, y editó muchos otros libros, incluido Advancing Through Adversity de Mike Landry. El sitio web de Bob es www.bobtamasy-readywriterink.com , y su blog bisemanal es: www.bobtamasy.blogspot.com .

CBMC INTERNACIONAL: Jim Firnstahl, presidente
2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ U.S.A.

TEL .: 520-334-1114 ▪ E-MAIL: mmanna@cbmcint.org

Sitio Web: www.cbmcint.org

Por favor, dirija cualquier petición en ingles o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.