Es importante tomar tiempo para celebrar

Por Robert J. Tamasy

En el mundo empresarial y profesional, nos concentramos en metas, nuevos productos y servicios, cuotas de ventas y ganancias. Buscamos estas cosas con gran energía, decididos a dar en el blanco. Pero, ¿qué sucede cuando lo logramos, cuando alcanzamos los resultados previstos? La mayoría de las veces, tan sólo establecemos nuevas metas y objetivos, cuotas de ventas y resultados finales. Luego avanzamos rápidamente.

Muchas organizaciones y líderes, compenetrados en sus misiones y objetivos, superan los principales hitos y victorias sin detenerse lo suficiente para celebrar y analizar lo que han logrado. Imagínese a tres escaladores de montaña conquistando la cima de un enorme pico, desde donde observan otra alta montaña a lo lejos. Y entonces, en lugar de disfrutar de lo que acaban de hacer, se apresuran a descender para dirigirse hacia la desafiante próxima montaña.

Esto suena tonto, ¿no? Pero esto es a menudo lo que hacemos. En lugar de seguir el dicho popular de «tómate el tiempo para oler las rosas», nos dirigimos hacia el horizonte en busca de logros aún mayores. Cuando era editor de periódicos y revistas, luché con esta tentación. Habíamos trabajado duro para montar una última edición, superando muchos obstáculos en el camino, pero una vez que salió de la imprenta, nuestra atención pronto se centraba en la planificación, redacción, edición y diseño de la siguiente.

Por eso siempre me esforcé por presionar el botón de «pausa», lo que permitió a nuestro equipo apreciar lo que habíamos logrado antes de cambiar nuestro enfoque al siguiente conjunto de fechas límite. Necesitábamos tiempo para celebrar.

Como dijo mi amigo Rick Boxx, colaborador habitual del «Maná del Lunes», en uno de sus mensajes: «Las celebraciones son una parte importante del viaje. Pueden rejuvenecer al personal, reconocer a los artistas estrella y solidificar un equipo». La camaradería se puede construir durante la lucha, uniendo nuestros respectivos talentos y habilidades para lograr un objetivo común. Pero la misma camaradería, la que algunas personas llaman esprit de corps, se solidifica y fortalece cuando juntos podemos disfrutar del resplandor de un trabajo bien hecho.

Vemos un buen ejemplo de esto en el libro de Nehemías del Antiguo Testamento de la Biblia. Los israelitas habían logrado su propia «misión imposible», trabajando arduamente para reconstruir los muros de Jerusalén, así como reconstruir y habitar las casas en la ciudad. A pesar de que se habían enfrentado a una fuerte oposición, la reconstrucción se terminó en 52 días increíbles. Definitivamente era hora de celebrar. Y lo hicieron.

En Nehemías 12:27 leemos: «Para la dedicación del muro de Jerusalén, buscaron a los levitas de todos sus lugares para traerlos a Jerusalén, para hacer la dedicación y la fiesta con alabanzas y con cánticos, con címbalos, salterios y cítaras» [RVR]. El pueblo de Israel enfrentaría muchas otras dificultades en los días venideros, pero reconoció la importancia de celebrar lo que había hecho.

El rey Salomón, con la reputación de ser el más sabio y consumado de los reyes del antiguo Israel, comprendió el valor de celebrar: «Esto es lo que he comprobado: que en esta vida lo mejor es comer y beber, y disfrutar del fruto de nuestros afanes. Es lo que Dios nos ha concedido; es lo que nos ha tocado» [Eclesiastés 5:18 NVI].

En tu lugar de trabajo, aprovecha las oportunidades de celebración. Mantendrán a tu equipo lleno de energía y motivado.

Preguntas de reflexión / debate

1. ¿La «celebración» forma parte del vocabulario en tu lugar de trabajo? ¿Cuándo fue la última vez que pudiste tomar un tiempo para celebrar la finalización de un objetivo o proyecto importante?

2. ¿Qué se siente al ser parte de una celebración así? Si tu organización se parece más a aquellas que se lanzan al próximo proyecto en vez de detenerse para regocijarse por lo logrado, ¿cómo crees que sería tener la oportunidad de celebrar el trabajo bien hecho?

3. ¿Por qué crees que es difícil para algunos presionar el proverbial «botón de pausa» para poder disfrutar de la emoción del momento de la victoria? ¿Qué tipo de impacto puede tener para las personas involucradas si no reciben oportunidades para celebrar logros significativos?

4. ¿Qué pasos podrías tú, o tu equipo tomar para asegurarse de que realmente puedan «detenerse a oler las rosas» y celebrar, en lugar de pasar rápidamente al siguiente desafío de enormes proporciones?

NOTA: Si tienes una Biblia y te gustaría leer más, considera los siguientes pasajes:

Eclesiastés 9:10; Efesios 2:10; Colosenses 3:17, 23-24; 1 Tesalonicenses 5:16-18

Las versiones bíblicas usadas en El Maná del Lunes están indicadas por sus siglas:

  • Reina Valera Revisión 1960 (RVR)
  • Nueva Traducción Viviente (NTV)
  • Nueva Versión Internacional (NVI)
  • Traducción en Lenguaje Actual (TLA)

Maná del Lunes ® es una reflexión semanal de CBMC/CPEC (Comité de Profesionales y Empresarios Cristianos) – Conectando los «Negocios» del mercado y de Cristo, organismo internacional, sin fines de lucro y vínculos religiosos, fundado en 1930 con el propósito de compartir el Evangelio de Jesucristo con la comunidad profesional y empresarial.

© 2021 – DERECHOS RESERVADOS. Traducción y solicitudes en español al E-mail: lcervino@yahoo.com distribución gratuita en su totalidad. Su reproducción se permite con los créditos adecuados. También disponible en alemán, Inglés, Italiano y Japonés, solicitarla a www.cbmcint.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.