Es hora de reconsiderar los objetivos

Por Jim Langley

A los profesionales de negocios obviamente les gusta mejorar los resultados. Si trabajas para otros, es posible que tengas que lidiar con revisiones de desempeño de un tipo u otro. Incluso los altos ejecutivos son revisados ​​por su junta directiva y se someten al escrutinio de sus principales accionistas. Y el resultado final suele ser un elemento importante de esas revisiones.

En muchas áreas de la vida buscamos este gran énfasis al pretender mejorar el resultado final. Ya sea en los negocios, los deportes o donde sea que participemos, es natural querer ser reconocidos por hacerlo bien. Se siente bien alcanzar nuestras metas comerciales y personales y establecer otras nuevas. No hay nada de malo en esforzarse por alcanzar esos objetivos, pero ¿cuáles son las consecuencias de poner demasiado énfasis en el objetivo en sí?

Luchar por lograr los objetivos profesionales y personales deseados también ha sido una realidad para mí, pero a lo largo de los años he descubierto que las cosas han cambiado. Hoy, lo que más me preocupa es cómo me está yendo en mi relación con mi Padre Celestial.

El libro de Eclesiastés aborda este dilema en sus primeros 11 capítulos. El rey Salomón, «el Predicador» como se llama a sí mismo, presenta una evaluación emocional de nuestras vidas «bajo el sol», como él llama a nuestra existencia terrenal. Continuamente se refiere al esfuerzo por mejorar nuestro resultado final, para lograr y experimentar más y mejor, es como «perseguir el viento». Yo llamaría a esto una existencia egocéntrica y vana.

En el capítulo final de Eclesiastés, Salomón cambia para ayudarnos a ver lo que podríamos llamar «el panorama general», dándose cuenta de que hay más vida en la tierra que la búsqueda incesante de más y mejor. Sugiere traer a Dios a la mente para que podamos desarrollar una perspectiva más clara y experimentar el viaje de la vida de una manera nueva, más profunda y significativa.

Salomón cierra su escrito con estas sabias palabras: «Aquí culmina el relato. Mi conclusión final es la siguiente: teme a Dios y obedece sus mandatos, porque ese es el deber que tenemos todos. Dios nos juzgará por cada cosa que hagamos, incluso lo que hayamos hecho en secreto, sea bueno o sea malo» [Eclesiastés 12:13-14 NTV]. ¿Entendiste eso? Ya sea bueno o malo, Dios traerá todo a juicio; a Su juicio, no el nuestro. Nuestra tarea es simplemente cumplir con nuestro deber.

Durante mis más de 30 años como seguidor de Cristo, he llegado a comprender que este deber, esta responsabilidad es ser obediente al Señor y hacer todo lo posible para agradarle y amar a los demás lo mejor que pueda. También he descubierto que no puedo amar verdaderamente a los demás hasta que haya aprendido a amar a Dios, y luego a mí mismo con todas mis faltas y defectos.

Entonces, cuando se trata de «apuntar al objetivo», ahora reconozco que mis metas personales no son tan importantes. Me preocupa más el proceso que Dios me ha presentado. Como nos dice Romanos 12:2 «No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta».

Cada día es un nuevo día, y mi deseo ahora es agradar a mi Padre Celestial y simplemente estar atento a quién, qué, cuándo y dónde está obrando en mi vida. Sí, sigo estableciendo metas y, naturalmente, hago un seguimiento de los resultados, pero lo que más me preocupa es mi relación con Aquel que puso este mundo en su eje y creó todo lo que podemos experimentar durante nuestro corto tiempo aquí en la tierra. Este es solo el comienzo de una relación profunda y eterna con nuestro Creador.

© 2021, todos los derechos reservados. Jim Langley ha estado escribiendo durante más de 30 años mientras trabajaba como agente de seguros de vida y salud. En los últimos años, su pasión se ha centrado en escribir sobre su relación con Dios. Su objetivo es animar a otros a acercarse a Él también. Miembro desde hace mucho tiempo de CBMC, comenzó a escribir «Estrategias del cuarto trimestre» en 2014.

CBMC INTERNATIONAL: Jim Firnstahl, presidente

2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ EE. UU.

TEL .: 520-334-1114 ▪ CORREO ELECTRÓNICO: mmanna@cbmcint.org

Sitio web: www.cbmcint.org Dirija cualquier solicitud o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Preguntas de reflexión / debate

1. Cuando escuchas el concepto: «trabajar por objetivos», ¿qué te viene a la mente de inmediato? ¿En qué medida afecta el énfasis en el resultado final tu enfoque de su trabajo y tu vida en general?

2. ¿Cuáles son los problemas, si los hay, de enfatizar demasiado el resultado final, profesional o personalmente? ¿Estás de acuerdo en que de vez en cuando podría ser útil reevaluar cómo vemos este resultado final? ¿Por qué sí o por qué no?

3. En el libro de Eclesiastés, el rey Salomón, que tiene fama de ser el hombre más sabio del mundo, usa los términos «todo es vanidad» o, en otra traducción, «nada tiene sentido». ¿Alguna vez te has sentido así sobre tu vida o tu trabajo? Explica tu respuesta.

4. Concluye diciendo que «todo el deber del hombre» es «temer a Dios y guardar sus mandamientos». ¿Qué opinas de esta conclusión?

NOTA: Para obtener más información sobre lo que dice la Biblia, considera los siguientes pasajes:

1 Samuel 15:22; 2 Corintios 5:1-5; Efesios 3:8-12; Romanos 8:29, 12:1-2

Las versiones bíblicas usadas en El Maná del Lunes están indicadas por sus siglas:

  • Reina Valera Revisión 1960 (RVR)
  • Nueva Traducción Viviente (NTV)
  • Nueva Versión Internacional (NVI)
  • Traducción en Lenguaje Actual (TLA)

 Maná del Lunes ® es una reflexión semanal de CBMC/CPEC (Comité de Profesionales y Empresarios Cristianos) – Conectando los «Negocios» del mercado y de Cristo, organismo internacional, sin fines de lucro y vínculos religiosos, fundado en 1930 con el propósito de compartir el Evangelio de Jesucristo con la comunidad profesional y empresarial.

© 2021 – DERECHOS RESERVADOS. Traducción y solicitudes en español al E-mail: lcervino@yahoo.com distribución gratuita en su totalidad. Su reproducción se permite con los créditos adecuados. También disponible en alemán, Inglés, Italiano y Japonés, solicitarla a www.cbmcint.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.