Enfrentando el miedo con fe

Por Jim Langley

¿Has notado lo fácil que es concentrarse en las pruebas y tribulaciones que nos rodean en estos días? Muchos han perdido el contacto con la realidad ya que lamentablemente se enfrentan a oportunidades limitadas para socializar y llevar un estilo de vida bastante normal. Lo que sugiero es que todos enfrentemos el miedo con fe.

Eso puede parecer un paso drástico para muchos, pero sé que funciona para mí. Estos tiempos difíciles requieren medidas drásticas si esperamos sobrevivir a esta nueva realidad. Hay tantas cosas que parecen estar fuera de control y podemos quedar atrapados fácilmente en las olas de incertidumbre.

Como propietario de lo que se consideraba un negocio esencial, ha sido bueno no solo pasar tiempo en la oficina seis días a la semana, sino también continuar en contacto con los clientes por teléfono, correo electrónico y vídeo llamadas. Mis clientes me necesitan y yo los necesito; he podido alentar a muchos mientras todos lidiamos con esta crisis en curso.

Esto me ha recordado un relato bíblico muy conocido, cuando Jesús envió a sus discípulos al otro lado del lago mientras él subía solo a la ladera de una montaña para orar. Esta fue la noche después de haber alimentado a 5,000 personas con solo cinco panes y dos pescados. Temprano a la mañana siguiente, Jesús fue a sus discípulos de una manera muy inusual: caminando sobre el agua. Cuando lo vieron por primera vez, sus seguidores se asustaron y gritaron de miedo, pensando que estaban viendo un fantasma.

«Pero Jesús les habló de inmediato: “No tengan miedo”, dijo. “¡Tengan ánimo! ¡Yo estoy aquí!”. Entonces Pedro lo llamó: “Señor, si realmente eres tú, ordéname que vaya hacia ti caminando sobre el agua”.  “Sí, ven”, dijo Jesús. Entonces Pedro se bajó por el costado de la barca y caminó sobre el agua hacia Jesús, pero cuando vio el fuerte viento y las olas, se aterrorizó y comenzó a hundirse. “¡Sálvame, Señor!”, gritó. De inmediato, Jesús extendió la mano y lo agarró. “Tienes tan poca fe”, le dijo Jesús. “¿Por qué dudaste de mí?” Cuando subieron de nuevo a la barca, el viento se detuvo» [Mateo 14: 27-32 NTV].

Tal como le ocurrió al apóstol Pedro, si nos enfocamos en las turbulencias que nos rodean, también podemos hundirnos en la depresión y la desesperación. Pero mira la respuesta de Pedro cuando comenzó a hundirse. Rápidamente gritó: «¡Sálvame, Señor!». Y eso es exactamente lo que hizo Jesús. Extendió Su mano y lo rescató de las olas. Pedro sabía que necesitaba urgentemente ayuda o se ahogaría. Hoy en día, Jesús también está allí esperando nuestras llamadas pidiendo Su ayuda.

El Salmo 46 comienza diciendo: «Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza» [Salmo 46:1-3 RVR].

Los Salmos están llenos de garantías de que el Señor estará allí en nuestros tiempos de angustia. Escuche estas palabras del apóstol Pedro: «Por lo tanto, muestren humildad bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo. Descarguen en él todas sus angustias, porque él tiene cuidado de ustedes» [1 Pedro 5:6-7 RVC]

Pedro sabía —de primera mano— que su Señor lo levantaría en momentos de necesidad. Jesús está disponible para todos los que depositan su confianza en él. Si tú no estás convencido del poder de Dios, y no tienes la fe de la que hemos estado hablando, considera dar un paso de fe; lanzándote a los brazos de Dios durante estos tiempos difíciles. Simplemente debes admitir tu naturaleza pecaminosa, estar dispuesto a dejar tus caminos equivocados y pedirle que te acepte en Su familia de creyentes. Una vez que hayas hecho este simple acto, ¡puedes comenzar a enfrentar el miedo con fe!

© 2021, todos los derechos reservados. Jim Langley ha estado escribiendo durante más de 30 años mientras trabajaba como agente de seguros de vida y salud. En los últimos años, su pasión se ha centrado en escribir sobre su relación con Dios. Su objetivo es animar a otros a acercarse a Él también. Miembro desde hace mucho tiempo de CBMC, comenzó a escribir “Estrategias del cuarto trimestre” en 2014.

CBMC INTERNATIONAL: Jim Firnstahl, presidente

2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ EE. UU.

TEL .: 520-334-1114 ▪ CORREO ELECTRÓNICO: mmanna@cbmcint.org

Sitio web: www.cbmcint.org Dirija cualquier solicitud o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Preguntas de reflexión / debate

1. Durante este largo período de desafíos, causado no solo por la pandemia sino también por el malestar social y muchos otros acontecimientos inesperados, ¿cuál ha sido tu mayor temor?

2. Hay personas que suelen hablar de «fe», pero sus acciones delatan la ausencia de una fe verdadera y confiada. ¿Cómo definirías el tipo de fe que se está discutiendo en este Maná del lunes?

3. ¿Habías escuchado el relato de los discípulos de Jesús yendo delante de él en el lago, y luego lo vieron caminando hacia ellos sobre el agua? ¿Qué opinas de la reacción de Pedro? ¿Cómo crees que habrías respondido si hubiera estado en su lugar?

4. El salmo citado dice que Dios es «nuestro refugio y fortaleza, una ayuda siempre presente en los problemas». ¿Encuentra esto reconfortante? ¿Por qué sí o por qué no? ¿De qué manera este pasaje podría ser más significativo para ti?

NOTA: Para obtener más información sobre lo que dice la Biblia sobre este tema, considera los siguientes pasajes:

Salmo 46:1-11; Isaías 40:27-31; Jeremías 29:11-13, 33:2-3; Hebreos 12:1-3; 1 Juan 4:16-18

Las versiones bíblicas usadas en El Maná del Lunes están indicadas por sus siglas:

  • Reina Valera Revisión 1960 (RVR)
  • Nueva Traducción Viviente (NTV)
  • Nueva Versión Internacional (NVI)
  • Traducción en Lenguaje Actual (TLA)

 Maná del Lunes ® es una reflexión semanal de CBMC/CPEC (Comité de Profesionales y Empresarios Cristianos) – Conectando los «Negocios» del mercado y de Cristo, organismo internacional, sin fines de lucro y vínculos religiosos, fundado en 1930 con el propósito de compartir el Evangelio de Jesucristo con la comunidad profesional y empresarial. © 2019 – DERECHOS RESERVADOS. Traducción y solicitudes en español al E-mail: lcervino@yahoo.com distribución gratuita en su totalidad. Su reproducción se permite con los créditos adecuados. También disponible en alemán, Inglés, Italiano y Japonés, solicitarla a www.cbmcint.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad