¿De qué se acordará dentro de 20 años?

Por Jim Mathis

Un anuncio de la revista de Lufthansa Airlines cuestionaba: «¿Qué momentos recordará en 20 años?». Cuando se lo mostré a mi esposa, estuvimos de acuerdo en que las cosas que habíamos hecho a principios de año todavía estarían frescas en nuestras mentes dentro de 20 años. Eso incluía pasar una semana en París, seguido de una feria de fotografía en Alemania.

Nuestra siguiente pregunta se refería a lo que estábamos haciendo hace 20 años que se destacó vívidamente en nuestros recuerdos de hoy. Los dos inmediatamente pensamos en nuestro viaje a Suecia y Noruega en 1998. Volamos a Estocolmo junto con mi madre, que es sueca, y su nuevo esposo. Después de unos días en Estocolmo, tomamos el tren a través de Suecia a Oslo, Noruega, parando para rastrear a mis viejos familiares en el camino. Desde allí fue espectacular el viaje en tren a través de Noruega hasta Bergen.

Disfrutamos esa hermosa ciudad, tomando un bote de alta velocidad por la costa, viendo lagos y pueblos de pescadores, antes de tomar el tren de regreso.

Sin embargo, hay algunos períodos en nuestra vida en los que nada se destaca. Por ejemplo, la década de 1980 ha demostrado ser un poco borrosa; tendría que mirar las fotos para sacar mis recuerdos. Ese es uno de los grandes valores de las fotografías en los libros y álbumes, especialmente cuando registramos fechas y subtítulos para permitir que los recuerdos de buenos momentos con familiares y amigos vuelvan a inundarse.

Después de haber pasado la mayor parte de mi vida como fotógrafo y haciendo negocios de fotografía, siempre les digo a las personas que espero que estén documentando sus vidas, buenas y malas, con fotografías que puedan disfrutar muchos años después. Sin embargo, las imágenes almacenadas en nuestras mentes pueden ser igual de valiosas, especialmente cuando involucran relaciones humanas importantes que hemos disfrutado. Aprecio lo que la Biblia tiene que decir sobre esto:

Se trata de personas. Muchas personas dedican sus vidas a la búsqueda de objetivos y logros, ya sea en el avance profesional o en la adquisición de cosas materiales. Pero todos esos son fugaces. Podemos perder las «cosas» que poseemos, e incluso la oportunidad de trabajo más prestigiosa es temporal. Un día nos iremos y seremos reemplazados por alguien más. Las personas, las relaciones significativas que establecemos con ellos, son cosas que perdurarán. «Entregué a otros a cambio de ti. Cambié la vida de ellos por la tuya, porque eres muy precioso para mí. Recibes honra, y yo te amo» [Isaías 43:4 RVR].

Las inversiones que hacemos en las personas pagan dividendos eternos. Los logros se olvidan y nuestras posesiones envejecen y se desgastan, pero las contribuciones positivas que hacemos en la vida de los demás duran para siempre. «No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad» [3 Juan 1:4].

Nuestro «impacto sobre las personas» resumirá el impacto de nuestras vidas. Después de felicitar a su joven protegido, Timoteo, el apóstol Pablo le dijo: «Tú has oído lo que les he enseñado a muchas personas. Ahora quiero que enseñes eso mismo a cristianos en los que puedas confiar, y que sean capaces de enseñar a otros» [2 Timoteo 2:2 TLA]. Más tarde declaró: «He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe» [2 Timoteo 4:7 RVR]. El trabajo al que había sido llamado estaba hecho.

Hasta su último aliento, el enfoque del apóstol Pablo fue hacia la obediencia a su Dios y el servicio a las personas que Dios trajo a lo largo de su viaje por la vida. Esas «imágenes» estaban en su mente mientras contemplaba y evaluaba los momentos finales de su vida.

Jim Mathis es dueño de un estudio de fotografía en Overland Park, Kansas, especializado en fotografía ejecutiva, comercial y teatral, y recientemente abrió una escuela de fotografía.

CBMCINTERNACIONAL: JimFirnstahl, presidente
2850 N. Swan Road, Suite160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ U.S.A.

TEL .: 520-334-1114 ▪ E-MAIL: mmanna@cbmcint.org

Sitio Web: www.cbmcint.org

Por favor, dirija cualquier petición en ingles o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.