Cultivar una actitud de gratitud

Por Jim Mathis 

La celebración anual del Día de Acción de Gracias llega cerca del final de cada año. Esta se ha convertido en una de mis épocas de vacaciones favoritas, porque sé que, como solía decir el autor y orador Zig Ziglar: «Tu actitud determina tu altitud», y una actitud de gratitud determina tu alegría. La gratitud y la acción de gracias van de la mano. 

Mucha gente parece enojada e insatisfecha en estos días, lejos de exhibir la actitud agradecida que exige esta festividad, pero con un poco de esfuerzo, todos podemos encontrar múltiples razones para dar gracias. Éstos son algunos de los míos: 

• Estoy agradecido de que mi maravillosa esposa y socia comercial haya estado a mi lado durante los últimos 50 años. 

• Estoy agradecido por los padres que me amaron a mí y a los demás e hicieron lo necesario para que yo tuviera una educación de primer nivel, no solo en la escuela, sino también a través de muchas actividades extracurriculares. 

• Estoy agradecido por todos los amigos que he conocido a través de diversas actividades y búsquedas. Esto incluye a mis amigos de la fotografía, amigos de la música, amigos de la Cámara de Comercio y especialmente a mis amigos de la iglesia, con quienes comparto el amor de Dios y una relación con Jesús. 

• Estoy agradecido por el don de la música. La música no es una gran parte de la vida de muchas personas, pero estoy feliz y agradecido de que haya estado en la mía. 

• Estoy feliz de haber podido cultivar un «buen ojo», pudiendo ver rápidamente cuando algo se ve bien y cuando no. Esta es una habilidad aprendida que me ha permitido ganarme la vida como fotógrafo y como diseñador cuando lo necesitaba. 

• Estoy agradecido de vivir en un lugar donde el clima cambia y cada día puede convertirse en una aventura; con calor o frío, lluvia, sol, nieve o aguanieve, pero también sabiendo que la mayoría de los días, el clima es perfecto. La temperatura «promedio» en mi estado natal en Kansas es de 70° F, unos 21° C. 

• Agradezco cada vez que suena el teléfono y alguien empieza a contarme sobre su vieja foto que necesita un trabajo, ya que la restauración de fotos es una de mis especialidades. 

• Estoy agradecido de tener herramientas y dispositivos maravillosos hechos por empresas que respeto, para fotografía, música, computadoras y otros propósitos, que ayudan a mejorar mi vida y la de otros profesionales creativos. 

¿De qué estás agradecido? Al leer las Escrituras, he descubierto que dice mucho sobre dar gracias. Para ayudar a prepararte para ese momento de acción de gracias, aquí pongo tan solo dos ejemplos de lo que tiene que decir acerca de dar gracias y por qué deberíamos hacerlo: 

1. Debemos estar agradecidos por todo lo que Dios es y todo lo que ha hecho. El Dios Creador ha hecho posible todo lo mencionado anteriormente. Merece ser reconocido y elogiado por eso. «¡Reconozcan que el Señor es Dios! Él nos hizo, y le pertenecemos; somos su pueblo, ovejas de su prado. Entren por sus puertas con acción de gracias; vayan a sus atrios con alabanza. Denle gracias y alaben su nombre. Pues el Señor es bueno. Su amor inagotable permanece para siempre, y su fidelidad continúa de generación en generación» [Salmo 100:3-5 NTV]. 

2. Debemos estar agradecidos por todas las cosas. No es raro sentir gratitud cuando las cosas en nuestra vida van bien, pero incluso los momentos de dificultad y adversidad pueden proporcionar razones para la acción de gracias, aunque solo sea en retrospectiva. «Estén siempre alegres. Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús» [1 Tesalonicenses 5:16,18 NTV]. 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN / DEBATE 

1. Incluso si no tienes una tradición personal o nacional que asigne un día específico para la acción de gracias, ¿qué piensas de la idea? 

2. ¿Cómo responderías a la pregunta que hizo el Sr. Mathis? ¿De qué estás agradecido? Explica tu respuesta. 

3. Un pasaje de la Biblia que se mencionó dice que debemos dirigir nuestro agradecimiento específicamente a Dios, creyendo que Él es la fuente de todo lo que tenemos y experimentamos, incluso si gran parte de ello se ha producido a través de nuestro arduo trabajo y esfuerzos. ¿Estás de acuerdo con esto? ¿Por qué si o por qué no? 

4. ¿Es posible sentir y expresar agradecimiento en medio de experiencias difíciles, dolorosas o incluso trágicas? ¿Puedes pensar en algún momento de adversidad en el que ahora, en retrospectiva, puedas sentirte agradecido por haber pasado por él? Si es así, ¿de qué manera? 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad