Cuando la vida te pone en modo «pausa»

Por Jim Langley

¿Cuál es tu reacción habitual cuando te encuentras con un momento de pausa en la vida o en la carrera profesional, especialmente si parece interrumpir tus planes cuidadosamente elaborados?

¿Conoces el botón de «pausa» que tienes en tu televisor para detener temporalmente el vídeo o audio en tu computadora o teléfono inteligente? A veces la vida presiona el botón «pausa», nos guste o no. A menudo no lo hacemos. Pero he aprendido que cuando eso sucede, crea una oportunidad única para dar un paso atrás y re-evaluar dónde hemos estado, dónde estamos en este momento y hacia dónde vamos, o al menos, hacia dónde creemos que vamos.

Incluso las inconvenientes y no planificadas pausas, pueden servir para un propósito valioso si prestamos atención. Fácilmente podemos quedar atrapados en el «ajetreo» de este mundo y perder de vista lo que es verdaderamente trascendente. Esto no quiere decir que gran parte de la vida sea irrelevante, pero a menudo es menos importante de lo que pensamos cuando miramos el panorama general.

Quizás la pausa más significativa de mi vida se produjo hace muchos años cuando pasé cuatro días en una unidad de cuidados intensivos después de contraer una doble neumonía. Afortunadamente, mi médico me convenció de que me internara en el hospital antes de convertirme en una estadística. Con ambos pulmones parcialmente llenos de líquido, era una bomba de tiempo ambulante. Esa corta estadía en el hospital no solo me dio tiempo para sanar y recuperarme, sino que también me permitió hacer una pausa, reflexionar sobre mis prioridades y entonces hacer ajustes.

A lo largo del Libro de los Salmos, la palabra «Selah» (*) aparece con mucha frecuencia. Este vocablo hebreo parece ser utilizado como una marca musical dirigida al músico, [recordemos que los Salmos originalmente son canciones], haciendo que los lectores o cantantes se detuvieran y reflexionaran sobre lo que se cantó anteriormente. Esta marca musical también se encuentra tres veces en el libro de Habacuc, que habla de la grandeza de Dios desde los primeros días de la humanidad. El profeta nos desafía a pensar en la bondad del Dios del universo y aprender a confiar en Él implícitamente.

Otro de mis momentos de pausa fue pasar 18 meses en una zona de combate. Aunque no estaba cerca de Dios en ese momento, en retrospectiva me he dado cuenta de cómo ese tiempo sirvió para moldearme y fortalecerme. Mirando hacia atrás, puedo ver cómo Dios siempre estuvo presente, siempre cuidándome, incluso cuando no estaba prestando atención.

Así como nuestros dispositivos electrónicos incluyen la función de pausa para controlar el ritmo al que deseamos ver y escuchar, Dios a menudo usa un «botón de pausa divino» en este mundo en el que vivimos. Quizás para ti, las restricciones por COVID-19 te han servido para parar. A medida que continuamos lidiando con la pandemia actual, podemos encontrar un gran consuelo al saber que nuestro Dios Todopoderoso es soberano, no está sorprendido ni preocupado en absoluto. Incluso si no lo reconocemos, Él usa las circunstancias para navegar a través de aguas desconocidas.

He encontrado que el Salmo 46 es instructivo. Los primeros cuatro versículos dicen: «Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en todos los problemas. Por eso no tenemos ningún temor. Aunque la tierra se estremezca, y los montes se hundan en el fondo del mar; aunque sus aguas bramen y se agiten, y los montes tiemblen ante su furia. Selah» [RVC]. Después de esta pausa, leemos: «¡Vengan a ver las grandes obras del Señor! ¡Ha sembrado en la tierra gran desolación! ¡Ha puesto fin a las guerras en los confines de la tierra! ¡Ha roto los arcos y despedazado las lanzas! ¡Ha arrojado al fuego los carros de guerra! “¡Alto! ¡Reconozcan que yo soy Dios! ¡Las naciones me exaltan! ¡La tierra me enaltece!”. ¡Con nosotros está el Señor de los ejércitos! ¡Nuestro refugio es el Dios de Jacob! [Salmo 46:8-11].

Esto dice que podemos contar con Dios no solo para hacer pausas en nuestras vidas, sino también para estar allí en tiempos de necesidad. Independientemente de los desafíos que enfrente hoy, aproveche estas palabras para obtener fortaleza y aliento.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.