¿Correr por el oro es la meta correcta?

Por Sergio Fortes 

¿Estuviste entre los millones de personas de todo el mundo que vieron los Juegos Olímpicos de verano de 2020 en Tokio, celebrados en 2021? Junto con los Juegos Olímpicos de Invierno, este evento televisado a nivel mundial muestra a hombres y mujeres en busca del honor para sí mismos y sus respectivas naciones. 

Más de 11,000 atletas de 204 países compitieron en los «Juegos de Verano 2020», retrasados ​​hasta el 2021 debido a las restricciones impuestas por la pandemia de la COVID-19. A pesar de la interrupción de un año,  estos atletas soportaron un entrenamiento agotador y dietas rigurosas, absteniéndose de cualquier distracción que los alejara del oro. Para muchos, la medalla de bronce, o incluso la plata, no eran suficientes. 

En su evaluación, cualquier sacrificio merece la pena. Una deportista de alto rendimiento, cuya expectativa era terminar los Juegos Olímpicos con al menos seis medallas, sufrió una repentina crisis emocional. La atleta diría más tarde: «La vida no se trata solo de gimnasia. No somos solamente deportistas. Somos personas y, a veces, es necesario dar un paso atrás». La mayoría de nosotros apenas podemos imaginarnos las exigencias que implica la «fiebre olímpica por el oro». 

Muchos de nosotros, sin embargo, nos hemos encontrado con algo similar en otras actividades de la vida. En el entorno del altamente competitivo mercado de hoy, así como en la vida cotidiana en sus múltiples frentes, la prisa por el «oro» permanece constante y desenfrenada. Una expresión común —pero dura— describe esta realidad: «la carrera de ratas». 

Los jóvenes emprendedores se dedican a ganar dinero, hacerse ricos, incluso millonarios si es posible. Los ejecutivos maduros y los profesionales expertos están en iguales circunstancias. No se conforman con poco. Quieren lo máximo que puedan adquirir y lograr, y —además— rápidamente. Soportan muchos tipos de estrés y presiones, haciendo que todo lo demás sea secundario: familia, salud, relaciones sociales, incluso actividades de ocio. Solo el oro —y mucho— cuenta. 

Encontramos una perspectiva muy diferente en la Biblia, que aborda la inutilidad de esforzarse por ganar lo que finalmente se perderá. El rey Salomón del antiguo Israel, que ha sido considerado como el hombre más rico de todos los tiempos, comentó: «Consideré luego todas mis obras y el trabajo que me había costado realizarlas, y vi que todo era absurdo, un correr tras el viento, y que ningún provecho se saca en esta vida [Eclesiastés 2:11 NVI]. 

Jesucristo, contó la historia de un agroempresario diligente y ansioso, que celebraba una cosecha récord, que recibió una terrible advertencia: «¡Necio! Vas a morir esta misma noche. ¿Y quién se quedará con todo aquello por lo que has trabajado?» [Lucas 12:20 NTV]. 

Me he sentido desafiado al ver a muchos empresarios y profesionales resistirse a un estilo de vida que valora solo el éxito material, financiero y socioeconómico. Habiendo observado las generaciones que les precedieron, especialmente a los llamados «Baby Boomers», las nuevas generaciones tienen otras medidas para el éxito. 

¿Cuánto valen una familia armoniosa, unas relaciones familiares y sociales sanas, la tranquilidad de tener una reputación irreprochable? Como Jesús les dijo a sus seguidores: «Pues la vida es más que la comida, y el cuerpo es más que la ropa» [Lucas 12:23 NTV]. 

¿Qué tipo de «oro» te está arruinando el sueño hoy, alejándote de tu familia, ocupando tantas horas del día que ni siquiera tienes tiempo para una comida saludable, o una cita para atender tu salud física? Jesús hizo esta seria advertencia: «De nada sirve que una persona gane en este mundo todo lo que quiera, si al fin de cuentas pierde su vida. Y nadie puede dar nada para salvarla» [Mateo 16:26 TLA]. 

Jesús le dijo a los que quisieran escucharlo lo que es el «oro verdadero»: «Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás, y él les dará todo lo que necesiten» [Lucas 12:31 NTV]. 

Sergio Fortes es mentor y consultor en logística y negocios estratégicos corporativos. Como miembro de CBMC en la ciudad de Sao Paulo, Brasil, ha coordinado la traducción de Monday Manna al portugués durante más de 20 años. Está comprometido con la Gran Comisión de Jesucristo: hacer discípulos. 

CBMC INTERNATIONAL: Jim Firnstahl, presidente 

2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ EE. UU. 

TEL .: 520-334-1114 ▪ CORREO ELECTRÓNICO: mmanna@cbmcint.org 

Sitio web: www.cbmcint.org Dirija cualquier solicitud o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN / DEBATE 

1. ¿Viste alguno de eventos de los últimos Juegos Olímpicos de Verano? Si lo hiciste, ¿cuáles fueron tus impresiones? ¿Cuáles fueron tus pensamientos sobre las historias de trabajo duro y sacrificios que hicieron los atletas para prepararse para los niveles más altos de competencia global? 

2. En cada una de estas competiciones, ganar el oro es el enfoque total. ¿Crees que todos los deportistas sueñan con ponerse la medalla de oro alrededor del cuello y pararse orgullosos en el podio? ¿Qué otros anhelos pudieran tener?. Coméntanos:  ¿Qué tipo de «oro» persigues en tu carrera personal o en la vida? 

3. El antiguo rey Salomón dijo, después de entregarse a todas las formas de placer y proyectos imaginables, que era como «correr tras el viento». En otros lugares del libro de Eclesiastés, dice que la búsqueda de cosas temporales es «vanidad» o «sin sentido». ¿Cómo respondes a tal evaluación? ¿Crees que era demasiado cínico y pesimista? 

4. Jesucristo animó a sus seguidores a «buscar primero el reino de Dios», diciendo que incluso si alguien ganara el mundo entero, podría la pena perder su alma eterna. ¿Estás de acuerdo? ¿Cómo evaluarías tu vida a la luz de estas declaraciones? 

NOTA: Si tienes una Biblia y te gustaría leer más, considera los siguientes pasajes: 

Proverbios 11:14, 28, 18:11, 15:16, 30:8-9; Mateo 6:19-34; 1 Corintios 9:24-27 

Las versiones bíblicas usadas en El Maná del Lunes están indicadas por sus siglas: 

  • Reina Valera Revisión 1960 (RVR) 
  • Nueva Traducción Viviente (NTV) 
  • Nueva Versión Internacional (NVI) 
  • Traducción en Lenguaje Actual (TLA) 

 Maná del Lunes ® es una reflexión semanal de CBMC/CPEC (Comité de Profesionales y Empresarios Cristianos) – Conectando los «Negocios» del mercado y de Cristo, organismo internacional, sin fines de lucro y vínculos religiosos, fundado en 1930 con el propósito de compartir el Evangelio de Jesucristo con la comunidad profesional y empresarial.  

© 2021 – DERECHOS RESERVADOS. Traducción y solicitudes en español al E-mail: lcervino@yahoo.com distribución gratuita en su totalidad. Su reproducción se permite con los créditos adecuados. También disponible en alemán, Inglés, Italiano y Japonés, solicitarla a www.cbmcint.com  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad