Consigue que tu CV destaque

El mercado laboral ha sufrido un importante vuelco en los últimos años. La disminución en el número de ofertas de trabajo, las nuevas necesidades de perfiles profesionales y las fuertes similitudes entre los candidatos provocan que sea cada vez más complejo acceder a un trabajo acorde a nuestras características.

Todos estos factores demuestran la enorme importancia que tienen los pequeños detalles que nos diferencian del resto de candidatos. Uno de las herramientas más importantes a la hora de acceder al mercado laboral es nuestro curriculum vitae. Este documento, de apenas una hoja, estrascendental para poder encontrar trabajo, ya que la inmensa mayoría de las empresas lo utilizan como primer filtro para saber si contratar o no a algún profesional.

Es importante saber escoger bien las palabras que vamos a incluir porque cada una tiene un significado diferente

Todos estamos de acuerdo en que no es sencillo resumir toda una vida académica y profesional en tan poco espacio. Pero el problema no solo reside ahí, sino que además tienes que conseguir que este sea atractivo, llamativo y diferente al de resto de las muchas personas que probablemente también aspiren a ese mismo puesto. Con el objetivo de mejorar nuestro curriculum vitae, la colaboradora de Aol. Rhona Bronson propone cuatro consejos que pueden ser especialmente útiles.

1. Recuerda que no es tu madre la que está hablando de ti

Tenemos que tener muy claro que nuestro objetivo con el currículo no es otro que demostrar que somos el candidato idóneo y no uno mediocre y aburrido. Es importante saber escoger bien las palabras que vamos a incluir porque cada una tiene un significado diferente. Términos como habilidades organizativas sólidas o conocimientos en medios de comunicación social es como cuando tu madre o abuela dice a todos sus conocidos lo listo y trabajador que eres y lo bien educado que estás. Para no parecer totalmenteintrascendente es necesario buscar palabras que no sean aburridas planas y con un nulo significado.

2. Recuerda lo que decía tu profesor de lengua

Toca echar la vista atrás y recordar las clases que daban nuestros profesores de lengua cuando éramos jóvenes. Muchos recordamos como los docentes abroncaban a aquellos alumnos que utilizaban el término “cosa” o abusaban del verbo “haber”. Existen decenas de sinónimos que pueden sustituir a estas palabras en diferentes contextos. Algo similar ocurre en los currículos.

Alto nivel de inglés se traduce como ‘no tengo certificado mi nivel, pero nunca se me ha dado mal’

Debemos evitar esos palabras que de vez en cuando se ponen de moda. Todos los departamentos de recursos humanos están hartos de leer al candidato que tiene experiencia de community manager o que tienen conocimientos de coaching. También hay que tratar de evitar el abuso de adjetivos porque estos pueden significar inexactitud. Alto nivel de inglés se traduce como “no tengo certificado mi nivel, pero nunca se me ha dado mal”. Y, por supuesto, nunca pongas “amplios conocimientos de coaching”.

3. Piensa en matemáticas

A veces nos obcecamos en que nuestro currículo hable de nosotros, en vez de nuestro trabajo. No habrá ninguna duda si a una empresa llegan dos documentos, en el primero aparece escrito “vendedor de vehículos con excepcional atención al cliente y alta capacidad de convicción” y en el segundo se lee “representante de ventas con un porcentaje de crecimiento de cuentas del 10% y un incremento de beneficios de 25.000 euros en el último periodo”. Probablemente todos preferiríamos al primero para salir a tomar unas cañas, pero en cuanto a empleo se refiere, contrataríamos al segundo.

Hay muchísimos estudiantes de ADE con buen nivel de inglés y un máster en gestión de empresas

Con cifras, porcentajes y datos podremos cuantificar nuestras aptitudes y servirá para que la empresa valore positivamente nuestras cualidades como profesional, hablando de nosotros podremos crear una buena imagen personal, pero lo primero que necesitamos es que nos contraten.

4. Aporta información complementaria

Estudiantes de ADE con buen nivel de inglés y un máster en gestión de empresas existen infinitos, por lo que también puede ser interesante tener un pequeño apartado con información curiosa. Cartas de recomendación de algún trabajo anterior, certificados de haber sido profesor en algún cursillo, haber formado parte de algún equipo deportivo universitario… Estos pequeños datos sirven como un útil complemento para enriquecer nuestro perfil profesional, ya que con ellos se creará una impresión de saber trabar en equipo, tener habilidades comunicativas… Sin poner las típicas expresiones como “habilidad para trabajar en grupo” o “capacidad comunicativa y de liderazgo”.

Tres-E: Facebook | Twitter | Blog | Web

Fuente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.