Clarificando confusiones acerca del liderazgo

por Jim Mathis

Un intrigante tema de discusión en estos días es el liderazgo, ya sea dentro del contexto del mercado, la política, la cultura, los deportes y hasta el hogar. Muchas personas parecen ansiosas por alcanzar puestos de liderazgo, pero a veces cuando vemos objetivamente nuestro mundo, parece que hay mucha confusión sobre lo que se necesita para ser un verdadero líder, o nos enfrentamos con una seria escasez de líderes de calidad.

¿Qué es exactamente el liderazgo? La mejor definición que he escuchado es una palabra: Influencia. Si tienes influencia sobre alguien, eres un líder. Puedes ser un padre con influencia sobre los niños; un maestro con influencia sobre los estudiantes o una persona de negocios que influye en los empleados o los clientes. La capacidad que tenemos para ejercer esa influencia se llama liderazgo.

A menudo pensamos en el liderazgo en términos de un puesto, como un jefe, un director, gerente o presidente. En realidad, el liderazgo tiene que ganarse a través del respeto, una historia de buen juicio y la voluntad de aquellos quienes lo siguen. No importa cuál sea tu título, si los que están debajo de ti no te respetan, o no desean ser influenciados por ti, no serás su líder.

Entonces, ¿cómo sabremos qué se requiere para ser un buen líder? ¿Cuáles son los rasgos necesarios para un liderazgo efectivo? El apóstol Pablo, en Gálatas 5:22-23, enumera lo que él llama el Fruto del Espíritu lo cual está disponible para cualquier seguidor del líder más grande de todos: Jesucristo. Estas cualidades también son las características de un buen líder: «… amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad, humildad y control propio». Echemos un vistazo a cada uno de estos conceptos, dentro del contexto de liderazgo.

Para el líder, amor implica compasión, comprensión y el deseo de conocer la historia de quienes lo siguen. La alegría se da a conocer a través de una actitud positiva, siendo un apoyo. Los líderes son pacificadores, trabajan para resolver y suavizar los conflictos de forma productiva. Los padres muestran habilidades para establecer la paz cuando ayudan a sus hijos a llevarse bien entre ellos. Los líderes empresariales se esfuerzan por mantener el lugar de trabajo libre de conflictos y fomentan la competencia amistosa, no la amargura con sus competidores. Los líderes también son pacientes; no llegan a conclusiones apresuradas ni hacen declaraciones imprudentes.

Los verdaderos líderes no pueden ser influyentes sin ser amables. La bondad y la gentileza son ingredientes esenciales para cualquier relación en la que deseemos influir en el comportamiento de alguien de manera significativa. La fidelidad es similar a la integridad, mostrando honestidad, confiabilidad y consistencia. Finalmente, tenemos autocontrol. Si no podemos controlar nuestros propios hábitos negativos, no podremos influir de manera efectiva en los demás. Comer en exceso, beber en exceso, lenguaje grosero y abusivo, o cualquier otro mal hábito que demuestre falta de autocontrol, minimiza la capacidad de una persona para liderar.

Todos nosotros estamos en una posición de liderazgo, lo sepamos o no. Alguien nos busca a cada uno de nosotros, ya sea al observar y copiar nuestras acciones, o al pedir verbalmente algo de comprensión por parte nuestra.

Esta lista de cualidades descrita en Gálatas, llamada el Fruto del Espíritu de Dios, es instructiva. Seríamos sabios no solo por aprenderlas y vivirlas, sino también por usarlas como una guía para considerar y elegir a qué líderes seguiremos. En última instancia, podemos tratar de demostrar estos rasgos con nuestro propio esfuerzo, pero será inútil; sólo a través del poder de Jesucristo pueden manifestarse plenamente en nuestras vidas.

 

Jim Mathis es dueño de un estudio de fotografía en Overland Park, Kansas, especializado en fotografía ejecutiva, comercial y teatral, y recientemente abrió una escuela de fotografía.

 

CBMC INTERNACIONAL: Jim Firnstahl, presidente
2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ U.S.A.

TEL .: 520-334-1114 ▪ E-MAIL: mmanna@cbmcint.org

Sitio Web: www.cbmcint.org

Por favor, dirija cualquier petición en ingles o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.