Capitalizando el poder de nuestras palabras

Por Robert J. Tamasy

A lo largo de los años, he tenido el privilegio de conocer a muchos hombres y mujeres de Dios inolvidables, a menudo a través de CBMC. Uno de ellos fue Robert D. Foster, quien se fue a la presencia del Señor en 2016, a la edad de 96 años. Una filosofía muy simple que guió su camino fue: «Vale la pena vivir la vida. Vale la pena amar a la gente. Vale la pena confiar en Dios».

Durante muchos años, Bob escribió una meditación semanal: «Toma dos para el lunes por la mañana», en la que contaba historias para comunicar las verdades de las Escrituras de manera poderosa. Una de ellas fue sobre un día en que Josiah Wedgewood, el creador inglés de la famosa cerámica Wedgewood, acompañó a un noble británico a través de su fábrica. Uno de los empleados de Wedgwood, un joven adolescente, iba con ellos.

El noble utilizó un lenguaje profano y vulgar en su conversación con Wedgewood. Al principio, el niño se sorprendió por el idioma; luego quedó fascinado por las bromas groseras del hombre y se rió de ellas. Wedgwood, sin embargo, estaba disgustado y profundamente angustiado.

Al finalizar el recorrido, mostró a su visitante un jarrón de diseño único. El hombre quedó encantado por su forma exquisita y su rara belleza. Cuando lo alcanzó, queriendo verlo más de cerca, Wedgwood lo dejó caer al suelo a propósito. ¡Se rompió en muchos pedazos diminutos! Maldiciendo con ira, el noble gritó: «¡Yo quería ese jarrón para mi colección, y lo acaba de arruinar por su descuido!».

Pero, su anfitrión respondió: «Señor, hay otras cosas arruinadas más preciosas que un jarrón que nunca podrá ser restaurado. Nunca podrá devolverle a ese joven, que acaba de dejarnos, la reverencia por las cosas sagradas que sus padres han tratado de enseñarle durante años. Ha deshecho, con su lenguaje, el trabajo de sus padres en menos de media hora».

¡Qué poder tienen nuestras palabras!, para bien o para mal. Esto no es para juzgar a las personas, ya que muchos de nosotros en momentos de estrés o de ira hemos dejado escapar una palabra o dos mal elegidas. Pero, como vemos en la Biblia, una palabra oportuna puede servir como medicina tranquilizadora, mientras que las palabras imprudentes pueden causar mucho daño. Aquí algunos principios a considerar:

1. Nuestras palabras son un reflejo de nuestro carácter. ¿Querríamos que otros evaluaran el tipo de personas que somos en función de las cosas que decimos y cómo las decimos? El sabio Salomón escribió: «No te rebajes diciendo palabras malas e indecentes» [Proverbios 4:24 TLA].

2. Nuestras palabras son un reflejo de nuestro corazón. Como un balde lleno, cuando se golpea, derrama su contenido, nuestras palabras pueden revelar nuestros pensamientos, sentimientos y valores más íntimos. Salomón también expresó: «El corazón del justo piensa bien antes de hablar; la boca de los perversos rebosa de palabras malvadas» [Proverbios 15:28 NTV].

3. Nuestras palabras son un reflejo de nuestras creencias. Muchas personas eligen sus palabras para causar una impresión en individuos o grupos específicos. Aquellos de nosotros que seguimos a Jesucristo entendemos que nuestra fe debe gobernar nuestro discurso. «Tú, Señor, eres mi roca y mi redentor; ¡agrádate de mis palabras y de mis pensamientos!» [Salmo 19:14 RVC].

4. Nuestras palabras son un reflejo de nuestro nivel de autocontrol. Las personas impulsivas y desenfrenadas pueden arrojar palabras de las que luego se arrepientan, pero la sabiduría controlará nuestras lenguas para prevenir desastres verbales. «El que es entendido refrena sus palabras; el que es prudente controla sus impulsos» [Proverbios 17:27 NVI].

© 2021. Robert J. Tamasy ha escrito Marketplace Ambassadors: CBMC’s Continuing Legacy of Evangelism and Discipleship; Los negocios en su máxima expresión: sabiduría atemporal de Proverbios para el lugar de trabajo actual; Persiguiendo la vida con corazón de pastor, en coautoría con Ken Johnson; y The Heart of Mentoring, en coautoría con David A. Stoddard. El blog quincenal de Bob es: www.bobtamasy.blogspot.com.

CBMC INTERNATIONAL: Jim Firnstahl, presidente

2850 N. Swan Road, Suite 160▪ Tucson, Arizona 85712 ▪ EE. UU.

TEL .: 520-334-1114 ▪ CORREO ELECTRÓNICO: mmanna@cbmcint.org

Sitio web: www.cbmcint.org Dirija cualquier solicitud o cambio de dirección a: jmarple@cbmcint.org

Preguntas de reflexión / debate

1. ¿Alguna vez has tenido un problema por el uso de palabras mal elegidas, blasfemias o soltar cualquier cosa que se te ocurra en el calor del momento? Si es así, ¿qué has hecho al respecto, o pensaste que no era un problema como para que nadie se preocupara?

2. ¿Cómo te conducirías ante un superior, un compañero de trabajo, un consumidor o cliente cuyo discurso soez o vulgar es una vergüenza o da una mala impresión a quienes lo escuchan?

3. ¿Estás de acuerdo en que las palabras que decimos pueden ser un buen reflejo de nuestro carácter interior, o como lo llama la Biblia, de nuestro corazón? ¿Por qué sí o por qué no?

4. ¿Qué revela nuestro discurso —las cosas que decimos, ya sea en público o en privado— acerca de nuestras creencias y nuestra fe, si es que dice algo?

NOTA: Si tienes una Biblia y te gustaría leer más, considera los siguientes pasajes:

Proverbios 10:19-21,32, 12:14,18, 13:3, 15:4,23, 17:20,28, 20:15, 21:23, 22:11; Efesios 4:29

Las versiones bíblicas usadas en El Maná del Lunes están indicadas por sus siglas:

  • Reina Valera Revisión 1960 (RVR)
  • Nueva Traducción Viviente (NTV)
  • Nueva Versión Internacional (NVI)
  • Traducción en Lenguaje Actual (TLA)

 Maná del Lunes ® es una reflexión semanal de CBMC/CPEC (Comité de Profesionales y Empresarios Cristianos) – Conectando los «Negocios» del mercado y de Cristo, organismo internacional, sin fines de lucro y vínculos religiosos, fundado en 1930 con el propósito de compartir el Evangelio de Jesucristo con la comunidad profesional y empresarial. © 2021 – DERECHOS RESERVADOS. Traducción y solicitudes en español al E-mail: lcervino@yahoo.com distribución gratuita en su totalidad. Su reproducción se permite con los créditos adecuados. También disponible en alemán, Inglés, Italiano y Japonés, solicitarla a www.cbmcint.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: ASOCIACION EVANGELICA GRUPOS BIBLICOS UNIDOS.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad